miércoles, 6 de junio de 2018

Tirar tabiques: cómo saber si una pared es una estructura de carga

En muchas ocasiones nos plateamos remodelar la casa y mejorar la distribución; por eso, no está de más que conozca la manera de tirar tabiques: cómo saber si una pared es una estructura de carga.
La estructura de una casa puede resultar compleja, pero tampoco es complicado saber cuáles son los muros que sostienen el edificio, siendo estos los que, en realidad, no deben ser tocados.

Tener un conocimiento más amplio sobre arquitectura puede ayudarle a planificar bien su hogar. Seguramente le surjan más ideas sobre remodelación.

Tirar tabiques: observación y estudio
En primer lugar, debe tener un conocimiento profundo sobre las paredes y columnas de su casa. Hacer un plano sobre papel puede ser de gran ayudar, situando en él todas las partes y habitaciones.
Una visión aérea, con apuntes y señalando cada uno de los muros que son de carga, le permitirá avanzar en el estudio.
Si tiene ocasión de ver los planos originales de la casa realizados por el arquitecto, son de gran ayuda; en caso contrario, proceda a realizarlos usted mismo.
Por tanto, es importante detenerse, observar y estudiar de qué manera se conforma su casa. De hecho, se sorprenderá la manera en que se distribuye y la organización de la misma.

Determinación del muro de carga
Las paredes son separadores que dividen el hogar en distintos sectores; sin embargo, unas son tabiques simplemente divisorios y otras son muros de carga.
Estos últimos cumplen la función estructural de soporte, junto con otros elementos del edificio, tales como dinteles, columnas, etc. Derribar cualquiera de estos soportes puede ocasionar el derrumbe de un edificio.
Los muros que rodean la casa encierran el espacio del exterior, por tanto cumplen función de carga, además de aislar térmica y acústicamente.
Existen dos pistas claves para descubrirlo:

Separación de los muros de carga: se comprueba una distancia entre los mismos y, a su vez, de las paredes que encierran la casa.
Grosor: su anchura es más acusada en comparación con los tabiques que cumplen finalidad separadora.
Paredes del centro de la casa: es muy probable que sean muros de carga.
Coincidencia de las paredes entre los pisos
Las paredes, de abajo hacia arriba, pueden tener la misma distribución; por eso, es interesante comprobar si existe coincidencia entre los pisos.
Si hay una situación de idéntica colocación entre los pisos, entonces estamos hablando de muros de carga, ya que las paredes no estructurales en los pisos pueden ser de una manera u otra.
Desde los trasteros en la parte inferior hasta la buhardilla, habrá una coincidencia con la vivienda, pero quizá no hay una distribución de paredes de forma semejante, por tanto, es aquí donde se puede determinar la existencia de muro y así sabe cuáles son de carga para poder tirar tabiques.

Vigas junto al muro
Las vigas se configuran como un elemento sustentante que, en ocasiones queda a la vista. Su longitud y resistencia permite que sean sustentadas y, a su vez, sustentar.
Normalmente están próximas a un muro de carga; de esta manera, obtenemos otra pista más sobre el objetivo que pretendemos alcanzar, tirar tabiques.
Sin embargo, las vigas no son nada sin los muros, ya que entre ambos conforman el sistema arquitrabado, empleado a lo largo de la historia de la humanidad para la construcción de viviendas.
Adivine si son paredes divisorias
Muchas de las paredes de la casa son simplemente divisorias. Suelen delimitar las habitaciones y conforman los pasillos; por tanto, su determinación tampoco es complicada.
En realidad, los pasillos suelen constar de estos elementos estructurales. Son finas (espesor inferior al muro de carga) y puede eliminarse y hacerse de otra manera o en otra situación, pudiendo así tirar tabiques.
Además, estas paredes divisorias suelen ser las que tienen vanos abiertos en la vivienda, es decir, las puertas.
Dándole unos ligeros golpes se puede comprobar si son de carácter macizo o más bien hueco. Si se comprueba que suena como esto último, entonces estamos hablando de paredes divisorias.
Y, finalmente, tenga presente la siguiente consideración: estas paredes no suelen encontrarse junto al perímetro de las escaleras.

Vía: midecoracion