miércoles, 18 de abril de 2018

Impermeabilización de terrazas y balcones: Guía completa

Los pavimentos de las terrazas tienen que tener un mantenimiento por parte de cada uno de los propietarios de las viviendas de un edificio. Si este mantenimiento no se lleva a efecto, con el paso de los años se pierde el rejuntado de mortero de cemento de cada una de las baldosas que forman ese pavimento, y teniendo en cuenta que si el pavimento es cerámico, su superficie tiene mucha porosidad, que equivale a decir que tiene mucha absorción de agua de lluvia, la cual termina filtrándose a través del forjado de la terraza, y acaba deteriorando la pintura de la cara inferior del forjado de la misma, que es el techo de su vecino de abajo, formando bolsas en la pintura del mismo. Para que esto no se produzca se pueden poner en práctica dos soluciones muy asequibles y sencillas como volver a pavimentar la terraza con un pavimento similar al existente, colocado encima del mismo, y recibido con mortero cola tipo weber.col dur o similar, que es indicado para el recibido y rejuntado de pavimentos exteriores, y que tiene gran resistencia a la humedad y una elevada adherencia o sobre el pavimento existente aplicar mortero cola tipo weber.col dur o similar, que es indicado para el rejuntado de pavimentos exteriores, y que tiene gran resistencia a la humedad y una elevada adherencia, y una vez realizado ese rejuntado, que consiste en rellenar con el mortero cola las juntas de las baldosas, aplicar sobre todo el pavimento, para evitar que el agua de lluvia se filtre a través del mismo, una pintura impermeabilizante de poliuretano, indicada para la impermeabilización de terrazas. La cual es transitable y resistente al sol, del tipo Imperlux Pol o similar.

1. Impermeabilización de terraza acabada en pavimento de gres vitrificado
En nuestro país está muy implantado a la hora de impermeabilizar, el colocar láminas de betún elastómero con armadura de fibra de vidrio, con una masa nominal, o lo que es lo mismo un peso propio de 4 Kg/m2, la cual puede estar autoprotegida con gránulos minerales u otro material o no estar protegida, en muchos edificios con cierta antigüedad, mayores de 50 años, previamente a la colocación de esta lámina se sitúa el aislamiento térmico sobre la cara superior del forjado de la terraza, si esta se ubica en una Planta Ático, y sobre el aislamiento se ejecuta un pendienteado con mortero de cemento para conducir las aguas a las cazoletas o sumideros de desagüe, y sobre este pendienteado de mortero se aplicaba una imprimación asfáltica que tiene como objetivo que la lámina impermeabilizante asfáltica quede adherida totalmente al soporte de mortero, mediante el calor que recibe de un soplete con bombona portátil de gas, que funde el betún. Esta lámina impermeabilizante a su vez se protege con un geotextil para evitar que se deteriore la lámina y con un mortero de cemento M-5 de un mínimo de 3 cm de espesor, y sobre este mortero se coloca el pavimento de gres vitrificado o gres vítreo en este caso, que tiene su superficie una absorción de agua mínima, por ser muy poco poroso por tener su superficie vidriada. Las láminas impermeabilizantes asfálticas se presentan comercialmente en rollos de 10 m de largo y 1 m de ancho con solapes entre láminas de 10 cm.
2. Impermeabilización de terraza acabada en pavimento cerámico

La impermeabilización de terrazas, que las hemos situado en Plantas Ático de edificios ubicados en ciudades, como verá en las fotos que se acompañan en este libro de ideas, es la fase constructiva que tiene que estar perfectamente ejecutada, de tal forma que si existe la más mínima duda que no esté bien ejecutada o que con el paso de los años se ha cristalizado la lámina y se ha endurecido y cuarteado, y que por lo tanto ya está dando problemas de humedades a su vecino de abajo, en algún punto singular como son las cazoletas o sumideros de desagüe, o en la unión del paramento horizontal de la terraza con los petos o con los cerramientos exteriores del edificio, deberá realizar una actuación urgente de impermeabilización demoliendo el pavimento existente perimetral a ese punto singular del sumidero, y colocar una lámina impermeabilizante soldada con calor a la existente y que se introduzca la lámina en el interior del sumidero. En el supuesto de que su terraza esté acabada en un pavimento cerámico con mucha absorción de agua por no tener vidriada la superficie exterior de ese pavimento, y no desee levantar todo ese pavimento para impermeabilizar de nuevo sobre la cara inferior del mismo, puede recurrir a aplicar un impermeabilizante líquido trasparente Sikalastic 490T o similar sobre la cara superior de su pavimento, pero tiene el inconveniente de ser resbaladiza la superficie creada por Sikalastic 490T, cuando el pavimento está mojado. Pero para crear un pavimento antideslizante puede espolvorear árido de cuarzo limpio y seco hasta saturación, mientras el poliuretano esté fresco todavía.
3. Impermeabilización de terraza acabada en un deck de madera
Antes de construir su deck de madera sobre el pavimento de su terraza, debe de tratar de impermeabilizar la superficie exterior de su pavimento, para eliminar la posibilidad de que puedan existir filtraciones de agua a través del mismo al vecino de abajo, que le obliguen a desmontar todo el deck de madera que ha construido, dado que el agua va a filtrarse por las juntas de las tablas de madera que forman su deck y se deslizarán por la cara superior de su pavimento buscando los desagües o sumideros. Esta impermeabilización si la realiza con la aplicación de un impermeabilizante líquido, debe de saber previamente que tipo de porosidad tiene su pavimento. Para saberlo se recurre al “test de la gota de agua”, el cual consiste en tirar unas gotas de agua en su superficie y observar su reacción. En el supuesto de que el color del pavimento se torne más oscuro le indicará que el agua ha penetrado en el pavimento y que por lo tanto es poroso, si por el contrario las gotas de agua se mantienen sobre el pavimento le indicará que este no es poroso. Una vez comprobado esto, elegirá el impermeabilizante líquido más adecuado.
4. Otros tipos de impermeabilizaciones más usuales
Los tipos de impermeabilizantes más utilizados son: A -Los sintéticos, B -Los naturales y C -Los pétreos. A -Los sintéticos son las láminas o telas asfálticas bituminosas, derivadas del petróleo, que sin ningún lugar a dudas son las más utilizadas, su garantía es mayor de los 10 años. Los nanotecnológicos, garantizan la estanqueidad y la transpirabilidad, y su garantía es mayor de los 10 años. Poliuretano de aplicación en frio, su garantía es mayor de los 10 años. B -Los naturales, dentro de ellos el más utilizado es el Latex, que se obtiene de vegetales, y que ha dado lugar a otros como el clorocaucho, que tiene propiedades de resistir la intemperie, su garantía está en el entorno de los 3 años, y el EPDM que es un caucho de etileno, su garantía está en el entorno de los 5 años. C –Los pétreos que son los materiales de cantería como la pizarra, su garantía es mayor de los 50 años casi sin mantenimiento.
5. Consideraciones a tener en cuenta a la hora de elegir la situación del impermeabilizante
Hasta hace poco el orden constructivo para aislar e impermeabilizar una cubierta era el de colocar el aislamiento térmico encima de la cara superior del forjado de cubierta, como se ha descrito en el apartado 1, actualmente se invierte ese orden de ejecución, y lo último que se coloca en obra es el aislamiento, para evitar que se puedan producir condensaciones. A este orden de ejecución se le conoce como cubierta invertida.
6. Donde se sitúa la impermeabilización en una cubierta invertida
Una cubierta invertida es una cubierta plana en la cual el aislamiento térmico protege a la lámina impermeabilizante, cuando hace unos 50 años era el impermeabilizante quien protegía al aislamiento térmico, a esta cubierta la conocemos por cubierta tradicional. Las ventajas de este sistema parecen claras, puesto que la lámina impermeabilizante es la parte más frágil de la cubierta, por las grandes diferencias de temperatura a que está sometida, provocando dilataciones y contracciones, y con el paso de los años se transforman en láminas que pueden convertirse en quebradizas, con lo cual se filtrará el agua a través de ellas.
7. Ventajas por donde se sitúa la impermeabilización de la cubierta invertida
Comparándola con la cubierta tradicional, una cubierta invertida tiene las siguientes ventajas: Tiene menores dilataciones y contracciones, está protegida frente a impactos mecánicos, tiene una mayor protección a los rayos ultravioleta, se eliminan las condensaciones en el aislamiento térmico, al no estar situada la lámina impermeabilizante en la capa de arriba, que impediría la transpirabilidad.
El esquema constructivo es el siguiente sobre la cara superior del forjado se realiza un pendienteado con hormigón aligerado, se coloca la lámina impermeabilizante, se coloca un geotextil, se coloca el aislamiento térmico, formado por placas o paneles rígidos machihembrados de poliestireno extruido y se coloca el pavimento.

Vía: homify