viernes, 27 de febrero de 2015

Decoración de un dormitorio con mapas

¿Es de los que disfrutan viajando? ¿De los que toman nota cada vez que emiten un documental sobre una ciudad turística? ¡Entonces este artículo le gustará! No le teletransportará a otro lugar del planeta mientras lo lea ni podrá nutrirse de consejos para visitar países lejanos, pero por lo menos sabrá de qué forma puede tener un mapa siempre a mano.
Me centraré en el dormitorio, que es una estancia en la que pasamos mucho tiempo descansando y soñando con todo aquello que queremos hacer, como por ejemplo explorar templos asiáticos, navegar por el Mar Caribe o sobrevolar las principales ciudades de Estados Unidos. Qué buena pinta, ¿no?
La opción más clásica
Dejo a un lado la nostalgia de cualquier verano bien aprovechado y me centro en lo que nos interesa. Si quiere colocar mapas en su habitación, debe saber que existen varias soluciones para integrarlos. La más básica y popular de todas es la de pegarlo en la pared en forma de póster o directamente en un cuadro. Debe saber que no es necesario comprar un mapamundi en una tienda, ya que usted mismo, con algo de paciencia, puede crear uno e ir rellenándolo conforme va visitando ciudades y países.
Lo puede enganchar en una pared o lo puede guardar bien recogido en el tubo que forma parte del packaging del producto. Es importante asegurarse de la ubicación del sitio que hemos visitado para no cometer errores.

Vinilos

Si considera que un mapa en formato póster es pequeño, siempre puede recurrir a los vinilos, que además se integran mejor en las paredes. En una de las imágenes hay dos buenos ejemplos que he encontrado en MyVinilo. El de la izquierda se llama World Trip y está disponible en dos tamaños. Si es de 90 x 50 centímetros cuesta 36,90 euros, y si es de 175 x 97 centímetros cuesta 52,90 euros. Al lado de esta última dimensión ve un mapa de España que se llama Spain, mide 120 x 100 centímetros y cuesta 62,90 euros.

Ropa de cama

Me despego de las paredes para hablarle de algo tan importante en un dormitorio como la ropa de cama. La que puede ver es una funda nórdica perfecta para no pasar frío. El mapa que aparece dibujado es más propio de la primavera y el verano por sus colores, así que creo que han diseñado este producto pensando en países que nada tienen que ver con los del sur del Mediterráneo. En cualquier caso, queda francamente bien. Está a la venta en Dot & Bo y 109,99 euros, unos 97 euros al tipo de cambio actual. Lo malo es que si visita su página web le obligarán a registrarse para ver y comprar esta funda nórdica, que por cierto se llama Savvy.

Piezas de mobiliario

Termino este recorrido hablando de un fantástico baúl puf que está fabricado con cajas de fruta pintadas en blanco (también se vende con las cajas sin pintar) y tiene en su parte más blanda, la superior, el mapa del mundo tapizado. Es perfecto para mantener el orden en el dormitorio, y también lo puede utilizar para descansar. Es una buena idea que lleve cuatro ruedas para facilitar su movilidad. Se fabrica en España, es de tela 100% algodón y mide 50 x 35 x 32 centímetros. Cuesta 89 euros y se lo envían gratis en un plazo no superior a 4 o 5 días. Lo encontrará en Really Nice Things (reallynicethings.es).

Vía: Decorablog