miércoles, 5 de julio de 2017

Una montaña en una roca y un bosque en un árbol por Bloom Design

Detrás de cada proyecto acostumbra a haber una historia. Lo mismo ocurre con éste de la pastelería de Marier Wagashi, realizado por el estudio japonés Bloom Design. En este caso, el protagonista es el fundador de la firma Marier, palabra que en japonés significa intimidad o conexión íntima entre las personas, un hombre de 64 años que, a lo largo de su vida, siempre ha intentado buscar el mejor pastel. Un actitud reflejo de una personalidad profesional y perfeccionista. Ésta es la historia que Li Baolong y Chen Xiaohu han querido contar con el lenguaje del diseño.
El establecimiento, ubicado en la ciudad de Shenzen, ocupa la planta baja de un antiguo edificio, separado del ajetreo urbano. El diseño de Marier Wagashi hereda la filosofía de la marca Marier, que ha insistido siempre en la utilización de los mejores ingredientes naturales desde hace más de 40 años. De esta manera, han creado unos interiores sencillos y austeros sobre un fondo blanco, donde se utilizan elementos naturales de gran impacto para embellecer la caja blanca, que ha sido cuidadosamente iluminada.
A través de un lenguaje formal minimalista, Bloom Design ha querido mostrar un pensamiento que es típico en el contexto oriental: “ver una montaña en una roca y un bosque en un árbol”. Para ilustrarlo, existen dos elementos especialmente significativos: el viejo árbol del exterior que interactúa con la enorme piedra, situada justo al entrar en el local, a través de las cristaleras. A estos dos elementos naturales se suman la madera sin procesar y el pavimento de terrazo con los que se ha buscado “la belleza auténtica y pura”. Además, todas las soluciones de diseño siguen la idea de la marca Marier sobre la salud natural, desde el color tierra a un mobiliario sin adornos pasando por las texturas naturales.

Para más información visiten: Bloom Design