miércoles, 5 de julio de 2017

Cómo reducir el ruido del aire acondicionado

Ciertos aparatos de aire acondicionado, sobre todo, los que ya tienen unos años, provocan una serie de ruidos que en ocasiones llegan a ser molestos. Aunque será difícil eliminarlos del todo, sí que hay formas de reducirlos considerablemente. Antes de poder comenzar a reducir los ruidos conviene asegurarse de que estos no son la causa de alguna pieza suelta o mal instalada.
Para ello, apague y desenchufe el aparato de aire acondicionado (el aparato exterior, no el split), desmonta los paneles o tapas de la máquina y chequee que no haya soportes o tornillos sueltos que hagan vibrar cualquier pieza o que las aspas del ventilador no choquen con ninguna otra pieza al girar o con las mismas rejillas de ventilación. Si ha encontrado alguno de estos problemas, fije, enderece o atornille de nuevo las piezas y sustituya por unas nuevas aquellas que tengan mal aspecto.
Ahora bien, el aire acondicionado, normalmente, suele producir ruidos debido a dos elementos, el compresor y el ventilador. El primero es un pequeño motor ubicado dentro del aparato y gracias al cual se enfría el aire de la habitación. Este motor vibra cuando está funcionando, por lo que ocasiona un ruido parecido a un zumbido y que en extremas situaciones puede llegar a ser insoportable. El ventilador, la otra pieza que puede causar molestos sonidos, es ese elemento, también interno, que disipa el aire frío dentro de la habitación produciendo el zumbido.
Evitar ruidos en el aire acondicionado
Para silenciar lo máximo posible el compresor lo ideal es usar una manta aislante creada especialmente para reducir ruidos y vibraciones. Se adquieren en las tiendas especializadas y puede instalarla usted mismo. Apague y desenchufe la máquina antes de comenzar y después retire la tapa trasera del aparato con un destornillador. Envuelva la manta completamente alrededor del compresor, cubriendo todo lo que sea posible. Cuanto más ajustada mayor será la reducción del ruido.
En el caso del ventilador, la reducción del ruido es más complicada y seguramente necesite de la ayuda de un profesional. El único modo de evitar los zumbidos del ventilador es instalando una placa metálica en el aparato con un revestimiento de espuma que amortigüe parte del ruido, incluidos aquellos que se filtran a través de la máquina desde el exterior.
El experto puede ser necesario porque, no solo instalar una placa metálica es complicado, sino que también puede que si hace mal la tarea, impida el flujo del aire y obstaculice el correcto funcionamiento de la máquina.
No olvide que otra causa que puede provocar un mal funcionamiento tanto del aparato exterior de aire acondicionado como del split es la suciedad que se almacena en su interior. Por este motivo, es sumamente importante que mantenga limpios los aparatos.

Vía: Pisos.com