sábado, 8 de julio de 2017

Calentadores de gas

Los calentadores de gas suministran agua caliente de forma instantánea para que pueda utilizarla siempre que la necesite. Para elegir el calentador más adecuado para su hogar tendrá que tener en cuenta diversos factores como el combustible que utiliza en casa (gas natural o butano), su consumo de agua caliente sanitaria para determinar su capacidad de producción o el tipo de encendido.
En resumen

Para elegir el calentador tenemos que fijarnos en nuestra instalación de gas, consumo de agua caliente y el lugar donde vamos a colocarlo.

Los calentadores de encendido electrónico son los más cómodos de utilizar ya que, a través de unas pilas, el calentador se enciende automáticamente en el momento en que detecta demanda de agua caliente.

En algunas Comunidades Autónomas hay restricciones con respecto a los calentadores atmosféricos, pregunte en su tienda.

Componentes del calentador

Los calentadores de agua basan su funcionamiento en un sencillo circuito, un serpentín de agua pasa por encima de una retahíla de fogones que se encargan de calentarla. Estos fuegos se encienden únicamente cuando se abre el grifo del agua caliente y ésta empieza a circular.

Clases de combustión

Estancos: En los calentadores estancos la admisión de aire y la evacuación de gases tiene lugar en una cámara cerrada, por eso ofrecen la máxima seguridad ya que la combustión se produce en una cámara estanca e independiente del lugar en el que se encuentre instalado.

Modulantes: Los calentadores con modulación automática de la llama ofrecen un ahorro energético cercano al 20 % porque controlan la potencia de la llama, a través del caudal de gas, para adecuar el aporte de calor a la demanda de agua caliente.

En algunas Comunidades Autónomas la instalación de calentadores atmosféricos no está permitida. Antes de adquirir su calentador le aconsejamos que pregunte al respecto en su tienda.

Tipos de encendido

Piezo eléctrico o tren de chispas: Este tipo de encendido es el que comúnmente llamamos manual. Tenemos que apretar un botón (o piloto) para que se produzca la llama y caliente el agua. Es el más incómodo ya que tenemos que activar la llama cada vez que queremos disponer de agua caliente.

Electrónico o automático (sin piloto): El encendido electrónico activa automáticamente el quemador cuando detecta la demanda de agua caliente y la apaga cuando finaliza. Funciona con pilas o con una fuente de alimentación eléctrica. Los encendidos sin piloto son más cómodos y eficientes porque se encienden solo cuando existe demanda de agua caliente.

Hidrogeneración: Se enciende por un sistema de dinamo a través del paso del agua cuando se abre el grifo. Es el que menos mantenimiento necesita. Los encendidos sin piloto son más eficientes porque no están permanentemente encendidos sino solo cuando detecta la demanda de agua caliente. 

Sistemas de evacuación

Tiro forzado: El calentador incluye en su interior un potente ventilador que asegura la evacuación de los gases de combustión al exterior. Este sistema es más seguro y nos permite instalar el calentador en espacios reducidos o poco ventilados. Deben estar enchufados a la red eléctrica para que el ventilador funcione.

Tiro natural: Se recomienda su instalación en exterior (fachadas, galerías abiertas…) o en lugares bien ventilados. Deben contar con un conducto de salida de humos bien dimensionado mediante un tubo metálico que, al menos en sus primeros 20 cm debe ser totalmente vertical.

¿Qué calentador necesito?

Antes de decidir qué calentador es el más adecuado para usted debe tener en cuenta diversos factores y responder a las siguientes preguntas:

1.¿Qué tipo de combustible uso en mi casa? ¿Gas natural o gas butano

En primer lugar la instalación de gas es necesaria para poder instalar un calentador de estas características. Si no contamos con este tipo de instalación debemos adquirir obligatoriamente un termo o acumulador eléctrico. 

En segundo lugar tenemos que saber si nuestro suministro es de gas natural o butano para saber qué tipo de calentador necesitamos. No obstante, la mayoría de modelos están disponibles para ambas clases de combustible.

2.¿Tengo un sistema de energía solar térmica?

Si tenemos en casa un sistema de paneles solares para el suministro de agua caliente sanitaria tenemos que comprobar que el calentador es apto para instalaciones solares térmicas. Desde enero de 2007 las constructoras están obligadas a instalar placas solares en las obras nuevas.

3.¿Cuánta agua caliente necesito? 

Los calentadores son capaces de producir entre 5 y 20 litros de agua caliente por minuto, según el modelo. Ante la elección de un calentador eficiente debemos tener en cuenta que el caudal de un grifo es de unos 9 litros/minuto. Para determinar el nivel de consumo también es necesario que atendamos al número de puntos de agua caliente en el hogar. Este factor es clave para garantizar un suministro adecuado a nuestras necesidades

4.¿Dónde voy a colocarlo?

El lugar donde vayamos a instalar el calentador es muy importante para elegir, por ejemplo, el tipo de evacuación. Como hemos visto anteriormente, el tiro natural requiere un lugar bien ventilado mientras que el tiro forzado puede colocarse en un lugar más pequeño y poco ventilado. 

5.Otras consideraciones

Para decantarnos por uno u otro modelo también tiene que tener en cuenta sus preferencias en las prestaciones: ahorro energético, seguridad, comodidad…

Prestaciones de seguridad

Los calentadores pueden incluir, según el modelo, prestaciones adicionales para mejorar la seguridad del equipo.

- Termostato de temperatura: Este dispositivo permite al usuario regular el grado de temperatura del agua caliente. Una prestación que además mejora la seguridad ya que evita que el agua llegue a temperaturas muy altas.

- Sensores de falta de llama: Este control protege la unidad contra apagados inesperados de la llama. En caso de que durante el uso del equipo ocurriese un apagado, la válvula electromagnética corta el suministro de gas y luego el pulsador de ignición automático se activa para volver a encender la llama de calentamiento.

- Sensor de falta de gas: Si ocurre un corte de gas cierra la válvula.

- Presostato de aire: Al detectar carencia de ventilación y obstrucción en la evacuación de gases corta el suministro de gas y el calentador se apaga automáticamente. 

Mantenimiento y revisión

Los calentadores necesitan una revisión anual que debe ser realizada por un profesional cualificado. Las tareas de mantenimiento y revisión deben comprender, al menos, una limpieza al año del quemador. Además, para un correcto funcionamiento y utilizar nuestro calentador de forma segura debemos tener en cuenta los siguientes consejos:

- No obstruir los conductos de ventilación y salida de gases producidos por el calentador.
- Si nota olor a gas: cierre la llave general de gas, abra las ventanas, no produzca llamas ni chispas ni accione interruptores eléctricos.
- En las instalaciones de butano vigile el buen estado del regulador y del tubo, así como su caducidad.

Vía: Leroy Merlin