miércoles, 5 de julio de 2017

Apartamento familiar industrial

Green Valley es un proyecto de unos 120 m², a modo de apartamento familiar en Vietnam, diseñado por Koj Diseño. Se parte de un interior de corte oscuro, como un loft industrial, y no tiene nada que ver con la decoración exótica que podría esperarse. Se trata, sin duda, de un buen ejercicio de estilo, muy equilibrado. Una miscelánea perfecta de diseño, funcionalidad y estilo, adaptado a la vida de una familia con hijos. Un solado en microcemento en toda la vivienda, aporta continuidad al espacio y, contrasta con los techos vistos de forjado de hormigón. La paleta de base con el gris del cemento como base, hace que elementos como los textiles, los negros, los tabiques en blanco y los dorados a pinceladas, destaquen en el conjunto. Piezas de mobiliario como mesa de trabajo industrial con patas de metal y sobre de madera, las lámparas suspendidas de Tom Dixon o los muebles contenedores y de almacenamiento hechos a modo de elementos contract, son los protagonistas de un interior lleno de personalidad y carácter.
Las claves de un ambiente y espacio como este: la amplitud en metros donde se muestran sus estructuras y características arquitectónicas al desnudo, y la inclinación por los muebles de materiales nobles, reciclados, y sin estridencias.
Muros de ladrillo que se dejan a la vista y se pintan, el forjado de hormigón sin tapar, el solado realizado in situ, son el punto de partida para componer ambientaciones con el eje puesto en la estructura y la funcionalidad del interior. Al ser un estilo atemporal y que no pasa de moda, se permite jugar con la mezcla y el resultado final es la creación de diseños e interiorismos muy eclécticos. Al ‘desnudarse’ la estructura del edificio, y quedar completamente expuesto, los muebles y luminarias también hacen lo mismo y revelan sus texturas y materiales, como la madera natural, las vigas y elementos de hierros o la chapa. A la hora de decorar, aquí juega con la idea de pocas piezas de mobiliario y siempre atadas a una función, muy minimalista y simple. De esta forma, el color no distrae de las piezas ni la función principal de los rincones. Con las alfombras, maderas y linos, se aporta la calidez necesaria.
La amplitud visual se potencia con los grandes ventanales con los que cuenta, reflejando la luz en el interior. En definitiva, es un proyecto lleno de personalidad, que busca desnudar los materiales tanto como sea posible, para disfrutar de su fuerza y carácter original.

Para más información visiten: Koj Design