lunes, 12 de junio de 2017

Una reforma para ganar luz y calidez

El proyecto que les presentamos ha conseguido que la nueva vivienda gane en luminosidad y calidez. Se trata de la renovación de un piso en un edificio del Eixample de Barcelona y es obra del joven despacho de arquitectos EO arquitectura, formado por Adrián Elizalde y Clara Ocaña.
El objetivo principal del la reforma fue conseguir el máximo aprovechamiento de la luz natural en el apartamento y una óptima organización del espacio. Sin duda, lo han conseguido.
Fotografía: Adrià Goula
En su estado original, como vemos más abajo en la foto, la vivienda presentaba una imagen decaída y sombría. Todo lo contrario a lo que muestra tras la intervención de los arquitectos. Debido a la excesiva compartimentación, los espacios no estaban aprovechados y exceptuando las dos salas que daban a la fachada principal, el piso apenas tenía iluminación natural. El patio de servicio era estrecho y apenas recibía luz. Aunque el tamaño del piso no es ajustado (65 metros cuadrados) estaba mal aprovechado.
Nueva distribución, espacios amplios
La operación principal de la reforma fue la de simplificar la distribución para obtener espacios amplios y abiertos que permitiesen, de algún modo, multiplicar ópticamente la luz. El resultado es una sucesión lineal de tres grandes espacios de diferentes proporciones, asociados a la disposición de la estructura de muros de carga. Estos muros, al ser portantes, son los que marcaron los puntos inamovibles.
Cada espacio resultante tiene un uso específico con identidad propia. Por una parte el salón, que ahora es un amplio espacio donde antes había dos pequeñas estancias. Por otro, la cocina y el comedor, que están unidos. Y el tercer espacio está formado por el dormitorio, su vestidor y el baño. Las aberturas entre estas tres zonas permiten una gran libertad de movimiento y establecer una relación fluida entre ellas.
Un hueco en el muro de carga
Una de las operaciones más destacadas fue la realización de una gran abertura en uno de los muros de carga intermedios (entre los actuales salón y el comedor-cocina). Se hizo aprovechando la existencia una puertas casi pegadas en el estado inicial, juntándolas del todo y abriendo un poco más. Se mejoró así la iluminación natural y fluidez espacial. Contrariamente a lo que mucha gente piensa, sí es posible abrir huecos en muros de carga, siempre bajo la supervisión de un profesional cualificado.

Los únicos tabiques que no se derriban son los que están en el pasillo que generan los espacios servidores del apartamento anexos al patio de servicio. Se sitúa entre la habitación y el salón/cocina-comedor para aportar mayor privacidad.
Elementos existentes retaurados
Las antiguas carpinterías, molduras de los techos y algunos de los elementos tradicionales que había inicialmente en el apartamento, han sido restaurados. Al mismo tiempo, tanto los nuevos materiales como las vigas metálicas usadas en los apeos de la estructura se dejan vistas para enfatizar la distribución previa. Es un modo perfecto de dejar constancia de la vida anterior del piso. Las capas se van sumando y de algún modo se conserva su esencia. 

Colores neutros y elementos naturales

Tantos los elementos tradicionales como los nuevos y tecnológicos se pintan de blanco, mejorando de esta manera la iluminación natural y dotando al apartamento de una atmósfera homogénea y atemporal. A ello ayuda también los materiales naturales y el uso de la madera. Los tonos neutros hacen que la nueva vivienda resulte cálida y acogedora.

La madera como elemento unificador

El pavimento de roble natural introduce textura y calidez, actuando como una capa continua que unifica los espacios y que puntualmente se eleva para construir el mobiliario. También las puertas correderas que separan los espacios son de madera. En contraste, se coloca una franja de suelo hidráulico en la cocina. Un modo perfecto de separar visualmente distintos usos del mismo espacio.
Un baño a medida y que deja pasar la luz del distribuidor
El baño tiene ventilación e iluminación directa del patio interior, pero al ser éste muy estrecho, se decide introducir más luz natural desde el distribuidor. Para ello, encima de la puerta corredera se coloca un dintel de vidrio. El mueble del baño está hecho a medida y aprovecha al máximo las posibilidades de almacenaje, esencial en un piso en el que el espacio no sobra.
Separar con un mueble a medida
Para no entrar de lleno al dormitorio desde la entrada, se decide separar visualmente ambos espacios con un mueble a medida de madera y estructura metálica. Sirve por un lado de librería y por otro para dejar objetos como llaves o paraguas que se necesita tener cerca de la puerta. Un muro permeable-mueble versátil y que da mucha personalidad al piso.
Detalles cuidados al máximo
Una de las claves de la vivienda es el mimo en los detalles. Los encuentros de los distintos materiales se han cuidado la máximo.

Un estado anterior compartimentado y oscuro

El estado actual, como hemos dicho, era demasiado compartimento y oscuro.

La estructura del edificio constaba de paredes de carga paralelas a la fachada con pocas aberturas
que oscurecían el resto del apartamento.

Tras la reforma y las operaciones pertinentes, el resultado es óptimo y el piso…¡Parece otro!

Para más información visiten: EO Arquitectura
Vía: habitissimo