jueves, 22 de junio de 2017

Un loft de 25 metros cuadrado ingenioso y funcional

Si les decimos que es posible vivir cómodamente en 25 metros cuadrados probablemente muchos serán escépticos. Pero este loft de ese tamaño ha conseguido mediante el uso de muebles inteligentes que permiten flexibilidad y el aprovechamiento de la altura que el espacio se multiplique. El estudio Naimi es el autor de este mini loft de solo 25 metros cuadrados situado en Barcelona.
En cada proyecto Naimi busca crear un espacio flexible que permita diversas opciones a sus usuarios.
Proyecto de Naimi Architects
Apueste por el modelo "loft"
Cuando el espacio es tan reducido es importante pensar en el mejor modo de optimizarlo. Las proporciones rectangulares del piso decidieron decantarse por un modelo loft de planta abierta. De ese modo, se obtiene un espacio flexible y funcional donde cabe todo lo necesario para que vivan una o dos personas cómodamente.
La clave: pensar en sección
En espacios reducidos es esencial no diseñar solo en planta sino aprovechar toda la altura. La altura del techo de este mini-loft permitió crear el multimueble que da respuesta a muchas de las diferentes necesidades. Este mueble de madera mate en tono claro es la pieza fundamental del proyecto.
El multimueble que lo engloba todo
Mediante un ingenioso sistema, esta pieza de mobiliario hecha a medida y diseñada específicamente para este piso, agrupa distintas funciones: es a la vez una cama doble, contiene las mesitas de noche junto con tomas de luz, el armario ropero y resto de almacenaje, uno total de 11 cajones e incluso, la lavadora. Como veremos al final en los esquemas del proyecto, esta pieza se compone de varias unidades que se acoplan y se pueden mover. Para acceder a la cama se utilizan unas escaleras que están compuestas por cajoneras. Sirven también de asiento y al apartarlas se accede a partes del almacenaje que se usan menos diario, como el armario que usa para guardar las maletas.
Liberar el espacio con muebles en el perímetro
Con solo 25 metros cuadrados es importante dejar zonas libres para evitar la sensación de espacio densamente ocupado. Para ello, el poco mobiliario que hay además del multimueble, se adosa a las paredes. Destacan perimetralmente la mesa, que sirve para comer o estudiar, un espejo que multiplica ópticamente el espacio y tiene un estante interior, o una librería encastada en la pared. El cuarto de baño se sitúa junto a la puerta de entrada. Incluso, se ha conseguido sacar espacio para instalar un pequeño sofá de dos plazas. Se dejaron al descubierto los ladrillos de las paredes y la bóveda del techo solo se pintó de blanco.
Una estantería y un espejo para multiplicar ópticamente los metros
Se ha diseñado un pequeño estante, justo delante del espejo, que puede utilizarse para dejar cosas o también como mini barra de bar. Es también de madera mate clara y se ha troquelado para darle un toque decorativo. La naturaleza polivalente de todas estas unidades permite que los espacios del apartamento crezcan cuando sea necesario.
Ganar espacio ocultando funciones
Otra de las claves para ahorrar espacio es ocultar las funciones que no son de uso continuo. Para ello se crearon zonas como el estudio que quedan escondidos, en este caso tras unas antiguas puertas de madera que se han restaurando. La televisión queda oculta también detrás de estos dos portones.
Los detalles en el baño
Todos los espacios del apartamento disfrutan de la luz directa del sol menos el baño, que queda en la parte más alejada del balcón. A él se accede con una puerta corredera que hace que no se pierda el espacio del radio de giro de una batiente. Es un baño con baldosa blanca que hace que parezca más grande y con detalles que lo hacen muy especial como un lavabo de piedra o espacio de almacenamiento que son cajas de madera sin tratar.
Las plantas y los detalles
Estos troncos de bambú son solo otro detalle más de la casa. No por tener un espacio tan reducido se tiene que renunciar a poner elementos de decoración que den su toque personal. En este caso, unas celosías, unas lámparas muy especiales y algunos elementos vintage son los complementos perfectos para dar personalidad sin recargar. Las plantas son importantes en el loft y el balcón que da a la calle se asoma a los árboles. Los arquitectos tuvieron como uno de sus objetivos principales maximizar la presencia del paisaje.
Suelos geométricos y tonos neutros
El suelo destaca por las baldosas hidráulica geométrica. Tienen forma hexagonal y además algunos dan el toque de color con estampados triangulares. Se usan, en general, colores neutros como grises, azules claros o rosas palo que combinan muy bien con los materiales principales del loft.
La importancia de los acabados
Tan importante como el planteamiento general es la ejecución de los elementos y sus acabados. En el multi-mueble principal se han cuidado los encuentros de modo que las piezas encajan y funcionan por separado y en el "todo en uno".

Para más información visiten: Naimi Architecture 
Vía: habitissimo