sábado, 24 de junio de 2017

Soy Kithen Madrid : Proyecto y obra de Estudio Lavela

Ubicado en el castizo barrio de Chamberí, Soy Kitchen, el nuevo proyecto de decoración del estudio bilbaíno Lavela, nos embarca en un viaje por la alta gastronomía asiática, de la mano de su chef Julio (Yong Ping Zhang).
Una decoración y una cocina auténtica, explosiva e impactante, con una apuesta decidida por el sabor en materiales e ingredientes y con un toque de elementos típicos de la cocina española y latinoamericana en la que se han basado las diseñadoras Sandra Vergara y Raquel Lázaro para crear un local de atmósfera moderna, elegante y acogedora.

Situado en la calle Zurbano 59 de Madrid, Soy Kitchen cuenta con un salón principal que acoge cómodamente 50 comensales y un salón privado en el que se pueden reunir hasta 30 personas. Nada más entrar, nos recibe una espectacular pieza escultórica impresa en 3D en plástico reciclado cuya superposición de capas hace referencia al juego de texturas y composiciones propios de la cocina de Julio. En el juego y la combinación de colores que Lavela ha empleado en el local también se aprecia esta reinterpretación de la esencia de Soy Kitchen: un fondo azul verdoso acoge el colorido mobiliario que homenajea la explosión de sabores de su carta mientras que el naranja de las hojas de arce que decoran el local, representa la influencia de la cultura china.

Soy Kitchen está concebido como un espacio abierto, en el que todo fluye y está conectado través de una barra que sirve de apoyo a la hora del servicio y que establece una relación visual entre las distintas zonas de una forma natural y armoniosa..

La cocina, revestida de madera de roble natural en espiga, cuenta también con un gran espacio abierto al comedor iluminado de forma cenital para crear volúmenes, que aporta una relación de cercanía y complicidad entre cocinero y cliente. Una de las piezas de mayor impacto visual es el botellero metálico con acabado dorado. Iluminado por suaves leds, consigue crear un elegante efecto de profundidad gracias a la ingeniosa combinación de un espejo en acabado bronce y una malla dorada en la parte trasera que juega con sus formas.
Para el mobiliario, Sandra y Raquel han elegido unos bancos redondos exquisitamente forrados en terciopelo verde, que delimitan un espacio más privado y nos trasladan a los clubs y reservados de Nueva York de los años 30. La tenue luz de las lámparas de pie de Flos terminan de crear esa atmósfera cálida que sin embargo consigue destacar las texturas y superposiciones de cada plato. De hecho, toda la iluminación busca enfatizar el plano de la mesa, aunque las lámparas del centro del local de &Tradition (hechas de papel) juegan la doble función de marcar cada mesa y crear luz ambiental.
Del anterior local, que también fue un restaurante, se ha aprovechado el suelo de microcemento original y la barra de mármol que ha sido acertadamente enriquecida con listones de madera para aportar mayor calidez. Sobre ella, las lámparas en latón y papel, delimitan el espacio de forma grácil y nos permiten disfrutar de toda una experiencia gastronómica en la barra. El comedor privado se encuentra en la primera planta y para este espacio, Lavela ha empleado el terciopelo negro y cámel, consiguiendo así un ambiente más sereno y relajado.
Todos los muebles son diseños propios de Sandra y Raquel y de LAVELA, y a igual que otras piezas realizadas para distintos locales, están producidos por fabricantes locales que colaboran con el estudio desde sus inicios.

Para más información visiten: LavelaSoy Kitchen
Vía: look4deco