miércoles, 28 de junio de 2017

Rocha Apartment: reforma a la italiana

El reto de este apartamento de 170 m fue transformar un espacio mal distribuido y en estado ruinoso en un maravilloso apartamento de vacaciones. Matteo Colombo y Andrea Serboli, del estudio de arquitectura CaSA, delatan en este proyecto la pasión por el diseño de su Italia natal. El resultado es una vivienda donde la luz, la elegancia y la atención a los detalles son los protagonistas. Más que una reforma, se trata de una obra de arte digna del salone milanés.
Amplitud y calma

Para cumplir con los deseos del cliente, el espacio principal fue replanteado por completo, se eliminaron una serie de tabiques que lo fragmentaban e impedían el paso de la luz. Debido al estricto presupuesto, fue necesario aplicar soluciones inteligentes, simples y muy efectivas para dotar a la vivienda de cualidades arquitectónicas casi artísticas, y un ambiente pacífico.

Contemporáneo-retro

La cuidada elección del mobiliario del interior encaja a la perfección con la arquitectura y nos recuerda a las casas californianas de mediados del siglo XX. Elementos singulares que contribuyen a la concepción del conjunto como un espacio fresco, vibrante y con un toque sesentero atemporal. Las mesas y sillas son de Lobster's Day.
Dentro & fuera
La luz entra a raudales desde este extremo del salón. Se presta especial atención a esta zona que comienza con la terraza y se extiende hacia el interior con las mismas texturas y materiales para formar un área de descanso. Los límites entre fuera y dentro quedan de esta forma sutilmente diluidos. Utilizando la misma rasilla de terracota del suelo de la terraza, se construyen unos bancos de obra en el interior y se enmarca el conjunto con una trama de vigas de madera maciza. Este entramado no solo señala la zona dentro-fuera de la terraza, sino que además sirve de soporte tanto para una estantería en el interior, como para una jardinera en el exterior. Un claro ejemplo de simbiosis entre calidad estética y funcionalidad.
Delicadeza escultórica
La entrada queda incluida en el espacio gracias al derribo de los tabiques que la aislaban y su posterior diferenciación con una estructura ligera de tubos de acero, creando perfiles escultóricos de corte limpio, aplicados a lo largo de todo el proyecto para distintas soluciones.
Rincones singulares
La continuidad entre el interior y el exterior se hace visible también en este rincón de la casa, donde la superficie de la barra de bar se prolonga hacia la terraza a través de una ventana creada en el antiguo muro y se convierte en una mesa para las cenas al aire libre. De nuevo las patas de la mesa se realizan en finos tubos de acero. Los taburetes lacados en blanco de la firma Tolix, y la figura de pájaro de Charles & Ray Eames, complementan a este singular rincón de la casa.
Sobriedad en la cocina
La isla de la cocina de madera se proyecta de forma que sea posible cocinar mirando hacia el espacio principal y la encimera se prolonga para formar una mesa de comedor para 6 personas. El frente de cocina se realiza con un acabado de piezas cerámicas de color blanco. Las líneas de iluminación LED quedan ocultas bajo un estante y a lo largo del borde superior de la pared, tras el falso techo, aportando una luz suave. Sobre la isla se coloca un halógeno suspendido para reforzar la iluminación de esta zona.
Cortes de color
Una amplia puerta pivotante de madera maciza nos abre paso a la zona de noche de la casa, donde se alojan cuatro dormitorios, tres de ellos con cuartos de baño integrados. El suelo de microcemento unifica los espacios, mientras que el toque de color intenso del pasillo resalta la estética humilde y orden pacífico de los dormitorios.
Apertura y color

En otro ejemplo de dormitorio con cuarto de baño descubrimos una nueva variedad cromática, y volvemos a ver el marco de estructura metálica pintada en blanco, que marca los límites del cuarto de baño y sirve además de toallero y de soporte tanto para el lavabo como para el espejo. Se crea un falso techo y falso suelo que esconden las conductos de agua y electricidad permitiendo prescindir de las paredes del baño.

Menos es más

La intervención se puede resumir en la aplicación de una impecable paleta de materiales y colores: El suelo de microcemento de color gris claro, la madera natural, la rasilla de terracota del espacio aterrazado y toques de color en los cuartos de baño y pasillo. El resto es un lienzo en blanco que combina diferentes texturas y elementos.

Para más información visiten: CaSA 
Vía: habitissimo