jueves, 22 de junio de 2017

Restaurante Enigma, el nuevo misterio de Albert Adrià.

Enigma, el nuevo espacio gastronómico de alta cocina liderado por Albert Adriá, ha sido diseñado por RCR Arquitectes, estudio ganador del Premio Pritzker 2017. Un creativo proyecto donde la piedra sinterizada de Neolith alcanza el máximo protagonismo. El resultado, una singular y misteriosa atmósfera para paladares exigentes que valoran gastronomía y diseño.
Para resolver un enigma tiene que haber un misterio, y su resultado seguro nos causará sorpresa. Albert Adrià deseaba un local especial en el que plasmar su carrera y creatividad y estas premisas marcaron lo que hoy es una realidad en el restaurante Enigma. El local se nos muestra futurista, laberíntico y misterioso.
Todo empezó a cobrar forma cuando el estudio RCR Arquitectes trazó un dibujo en tres acuarelas; tres años han sido necesarios para que este proyecto se haga realidad.
Neolith plasmó en el pavimento los dibujos en acuarela con su piedra sinterizada, producida por The Size. Esto supuso un reto para la marca por su gran complejidad técnica. Se tuvo que crear una tecnología específica para replicar el diseño ideado por los arquitectos, y conseguir tanto la tonalidad verdosa y azulada como su intensidad.
Se desarrollaron una serie de tablas a modo de ‘plantillas’ para configurar el dibujo del suelo de este restaurante de 700 m2. Cada una de ellas eran distintas, y se encajaron como si se tratara de un puzzle. Se utilizó el acabado Riverwashed para conseguir una textura irregular y rugosa al tacto.
La intervención de Neolith se extendió a los revestimientos de todas las estancias; también a encimeras, campanas de cocina y diversas aplicaciones en el baño. Todo debía coordinar entre si: materiales, decoración e iluminación utilizados en este espacio multidisciplinar debían ofrecer un efecto envolvente y galáctico, buscando así la sensación de misterio que persigue el local.
La enigmática experiencia en el restaurante va de principio a fin. En el misterio se incluye el menú, que no se desvela en ningún momento del trayecto por las seis estancias del local. Además el propio menú será también cambiante e irá variando en función de la temporada. Para realizar la reserva online se facilitará un código que deberá introducirse para acceder al restaurante. Todo vale para fomentar el efecto sorpresa, esencia de Enigma.
Cada detalle cuenta; el vestuario – diseñado también por RCR Arquitectes-, el mobiliario y la vajilla. Todo se ha creado en exclusiva para el nuevo restaurante.
Enigma se suma así al grupo El Barri, proyecto gastronómico formado por otros locales como Tickets, Niño Viejo, Hoja Santa, el Pakta y la Bodega 1900, con los que se ha conseguido la revitalización del Paralelo, el antaño popular barrio barcelonés.

Para más información visiten: RCR ArquitectesNeolith
Vía: diarioDESIGN