viernes, 9 de junio de 2017

Restaurante Ábaco por GVG Estudio

El Hartza (Oso en euskera), regentado por las Hermanas Arza, fue uno de los templos gastronómicos de Pamplona hasta su cierre por jubilación en el año 2008. Muchos restauradores consolidados se han interesado por el local, situado en el casco histórico de Pamplona. Sin embargo las hermanas Arza eligen al restaurante de Jesús Iñigo para trasladarle el legado. La Cocina de Jesús es muy diferente, pero la admiración es mutua. Les encarga la remodelación del local con un requerimiento, mostrar el carácter de su restaurante desde el respeto al antiguo Hartza.
Una imponente estructura de madera, alterada con sub-niveles y espacios de medias y dobles alturas secuencia un único espacio fragmentado dando lugar a comedores de diferentes privacidades. La decoración está resuelta con maderas oscuras y con la sobriedad doméstica de un caserío popular.
Una chapa de acero de 10mm recortada, plegada y soldada en continuo resuelve la intervención con un único objeto insertado, flotante y abstracto. Establece un contraste-convivencia con el antiguo local de la misma manera que lo hacen La Cocina de Jesús y de las hermanas Arza. El recorte del acero recrea un motivo derivado de los tejidos populares locales.
Este elemento insertado resuelve todas las necesidades, es asiento, respaldo, revestimiento, biombo, barandilla, incluye la difusión de aire acondicionado y el absorbente acústico. De esta manera se libera de elementos el resto de la estructura existente que se homogeneiza en azul oscuro mostrando la geometría estructural y espacial tan característica del antiguo Hartza. 

Para más información visiten: GVG Estudio