jueves, 29 de junio de 2017

Negro y blanco, los mejores aliados decorativos en el nuevo proyecto "Black to light" de Susanna Cots

Susanna Cots descubre en este proyecto una nueva luz bañada en negro, cubos y cristal. Entre los materiales destacan el cemento ingrávido y el cristal acerado. En las formas, cubos que levitan y se hacen presentes en la vida social y familiar de este hogar, donde el compartir ha marcado el eje del diseño del espacio.
Este proyecto tiene como protagonista la solidez del color negro, aliado infinitamente con el blanco. Es el proyecto más maduro y transgresor de la interiorista Susanna Cots, a la vez que el más continuista. Se mantiene la esencia pura de sus principios y su estilo ratifica la atemporalidad que hace que sus diseños perduren y se recuerden.
El punto de partida era un ático oscuro, ubicado en una zona transitada de Barcelona, que deseaba un tránsito interno mucho más abierto y activo. Y, sobre todo, con mucha luz. Para lograrlo se abrieron grandes ventanales hacia la terraza y hacia la calle, y el espacio irradia así una luz que se llena con simetrías y cubos. El diseño de la terraza se ha proyectado como segundo gran núcleo social, acompañado de una fuente en cascada, que integra la naturaleza en medio de la ciudad.
Por un lado está la zona de sala de estar y espacio para lectura y estudio que se fusiona con el exterior, gracias a la gran apertura de luz y al contraste entre el blanco interior y el negro metálico de la terraza.
La pieza principal del diseño es la cocina, proyectada para albergar un núcleo transparente de vida social y familiar. Se enmarca en un cubo de cristal con puertas correderas, alineadas entre sí, que simbolizan la apertura. Acompaña este cubo, un volumen de aguas trabajado en microcemento gris, que contiene, de un lado, un lavabo de cortesía, y del otro, la zona de lavandería.
Por otro lado la master suite se abre al exterior, con un gran ventanal, y al interior, prescindiendo de paredes aislantes y apostando por el cristal como elemento de separación y unión entre suite, vestidor y baño.
La cocina está abrazada por una piel de forro blanca donde se ocultan todas las habitaciones, creando un entorno privado y separado entre el área social y el núcleo más íntimo de la familia. En él encontramos las habitaciones infantiles, agrupadas en simetría de dos en dos y armonía visual entre ellas. Cada par está unido por una zona de aguas y juego.
Además de servir como inspiración a través de las imágenes, si les interesan los detalles más técnicos del proyecto les gustará saber que carpintería y mobiliario son de Susanna Cots Interior Design, la iluminación de Artemide y Vibia, la elegante chimenea es de Hergom y el parquet es de Kährs. En la grifería hay contribuciones de Cristina Bossini, HansGrohe y New Road; en los sanitarios de Duravit, Roca, Fiora y Galassia y además en el mobiliario hay que destacar especialmente el sofá de Casadesús; la mesa de centro que es una antigüedad con diseño de Susanna Cots, al igual que el recibidor; las sillas y los taburetes de HAY; la mesa y las sillas del jardín de Kettal y las jardineras de Vondom; junto con los textiles de Teixidor, Costa Massana, Yutes y Zara Home.

Para más información visiten: Susanna Cots Interior Design
Vía: Decoesfera