lunes, 5 de junio de 2017

Barbacoas de obra

Si está pensando en hacerse con una barbacoa para disfrutar un poco más de su jardín, debe conocer las características y tipos de los que dispone. Necesita tener en cuenta modelos, detalles y ventajas de cada una para escoger la que más se adecúa a su estilo de vida y a su hogar.
Las claves

Barbacoa de obra o portátil: antes de comprar una barbacoa, debe tener en cuenta el espacio del que dispone en su jardín, así como el diseño, los materiales y el tipo de combustible que más se ajuste a sus necesidades.

Existen tres tipos de barbacoas de obra: de carbón, de carbón y leña y de carbón y gas.

El sistema modular le permite componer su barbacoa de obra según sus necesidades de espacio y uso mediante piezas diferentes que puede ir añadiendo o quitando.

¿Barbacoa de obra o portátil?

A la hora de elegir el tipo de barbacoa que quiere, debe atender a diversos aspectos como el espacio, el diseño, así como el tipo de combustible o sistema de cocción.

En el caso de tener un jardín amplio, lo ideal es buscar una esquina o rincón para instalar una barbacoa de obra o modular. Opción que, además, le permitirá poder elegir su diseño y estructura, gracias a que se compone de diferentes módulos, entre los que tiene la oportunidad de escoger: bancada, cajón, repisas, etc.

Si depende de un espacio reducido, lo mejor es elegir una portátil, que luego puede guardar en un sótano, garaje o trastero e, incluso, transportarla sin apenas esfuerzo.

Tipos y características

Las barbacoas de obra cuentan con una estructura fija, a base de materiales pesados, como el hormigón, el ladrillo visto o la piedra refractaria y que requieren para su montaje morteros y selladores refractarios (masilla de base inorgánica para juntas sin movimiento, sometidas a temperaturas de hasta 1.500ºC y al fuego directo).

Respecto a su tamaño y peso, debe tener en cuenta que ocuparán un espacio de alrededor 2 metros de ancho/largo y que pesan en torno a los 200/900 Kg.

Las encuentra en varios tamaños (para 4, 6 y 8 comensales), con o sin campana extractora de humos.

Modelos de barbacoa fija o de obra:

- De carbón: son las que funcionan únicamente con carbón vegetal tanto para el enecendido como para la cocción de alimentos.

- De carbón y leña: se trata de la barbacoa tradicional. Combinando ambos combustibles, tiene la ventaja de poder utilizar el carbón para agilizar el encendido y la leña para alimentar las brasas. Es la mejor opción para disfrutar de las tradicionales parrilladas.

- De carbón y gas: funcionan tanto con carbón como con gas. La última opción le permite regular el calor con mandos. Son las menos comunes. 

Sistema modular

En función del espacio del que dispone en su jardín, así como del uso que le vaya a dar, también tiene la opción de componer su propia barbacoa por piezas.

Puede encontrar las siguientes:

Bancada: Se trata de las diferentes estructuras de hormigón o ladrillo refractario (ignífugo), con las que puede conformar su barbacoa externa. Algunas de ellas incluyen lavamanos.

Parrilla: Utensilio de hierro con forma de rejilla, que se sitúa encima del fuego, para cocinar sobre él los alimentos.

Repisas: Estanterías para añadir a la estructura.

Hornillos: Parte cubierta, con tapa, para asar los alimentos.

Cajones: Auxiliares para guardar pinzas, cubiertos, platos, etc.

La mejor opción es elegir siempre un espacio resguardado del viento, la humedad y el impacto directo del sol para que su barbacoa se conserve en las mejores condiciones posibles por más tiempo.

Accesorios para barbacoas

Una vez haya elegido el tipo de barbacoa, no puede olvidarse de los complementos que mejoran sus prestaciones y funcionalidad. Como por ejemplo los kits de útiles (que pueden incorporar tenedores para trinchar, pinchos para la carne, tenaza, cuchillo, paleta y cepillo); también los kits de limpieza (que incluyen pala recoge cenizas, espátula, cepillo con púas de acero) fundas, cajones, tapas de acero, bandejas, ruedas y elevadores para la parrilla.

Vía: Leroy Merlin