jueves, 8 de junio de 2017

Armarios de cocina con puertas de cristal

Entre tener los clásicos armarios con puerta y los estantes abiertos hay un término medio compuesto por los armarios con puertas de cristal que hoy nos ocupan. Son una gran solución intermedia que podemos usar en nuestra cocina. Además hay una gran variedad de cristales como veremos que nos permitirán tener una cocina completamente a nuestro gusto.
En primer lugar tenemos los cristales transparentes que permiten que los armarios se conviertan prácticamente en estantes abiertos, al menos visualmente. Además nos evitamos que los objetos que guardamos en ellos vayan tomando polvo como cuando están en un estante.
Cuando tenemos cristales transparentes hay que tener mucho cuidado con lo que guardamos pues todo se verá. Cuanto más bonitos sean los objetos guardados pues mucho mejor.
Por lo general las puertas de cristal se reservan para los armarios que van colgados en la pared. En el resto es mejor usar puertas de madera.
También en el comedor podemos usar puertas de cristal en algún mueble, por ejemplo el que usemos para guardar la vajilla o la cristalería.
Si tanta transparencia no le acaba de convencer hay cristales con acabados menos “traicioneros” que ocultarán parcialmente lo que guarda en sus armarios. El cristal esmerilado es un cristal tratado al ácido que ha perdido gran parte de su transparencia.
Hay una gran variedad de distintos acabados con diferentes grados de opacidad así como distintos patrones de diseño.
Pero incluso en este caso hemos de reservar estos armarios para guardar objetos atractivos que no estropeen la estética de la cocina.
Otro tipo de cristales no transparentes son los texturizados. Entre estos hay una gran variedad también de acabados y diseños que nos permitirán cumplir nuestras expectativas. Hay que tener un poco de cuidado al elegir el patrón que queremos para que no pase demasiado rápido de moda.
Al igual que el cristal esmerilado el texturizado oculta parcialmente lo que tenemos dentro de los armarios.
Algunos son bastante transparentes pero siempre difuminan las formas de lo que tenemos en los armarios. Como vemos un diseño geométrico sencillo como éste tipo parrilla resulta bastante atemporal.
También tenemos cristales con acabados menos vistos como este con efecto burbuja. Nos recuerda al cristal de una ventana en un día de lluvia y aunque resultan bastante transparentes difuminan un poco el contenido de los armarios.
Es un cristal que va muy bien con muebles tipo vintage pero también con los de estilo contemporáneo. El efecto de la luz al reflejarse en las burbujas resulta muy interesante.
Podríamos decir que con este tipo de cristal tenemos todas las ventajas del cristal transparente pero sin sus inconvenientes. No hará falta tenerlos tan limpios como los cristales transparentes que en este aspecto son los más exigentes.
El cristal de plomo es un tipo de cristal en el que el óxido de calcio, componente habitual del cristal, se ha sustituido por óxido de plomo. El cristal de plomo es el que se usa para objetos decorativos como figuras decorativas y también en bisutería y joyería.
El cristal de plomo queda muy bien en cocinas de diseño clásico o inspiración retro. También podemos encontrar diferentes acabados en el cristal de plomo como puede ser cristales tintados o teñidos.