miércoles, 24 de mayo de 2017

Transformadores

El uso de los transformadores en nuestra vida doméstica es más común de lo que pensamos. Su principal función es reducir el voltaje de la electricidad de alta tensión que llega de las centrales eléctricas hasta el nivel necesario para usarlo como consumo doméstico. Hay otras situaciones en las que se necesita ampliar el voltaje, como cuando se conecta un dispositivo eléctrico a la batería de un coche. De ahí la importancia de elegir el transformador adecuado. A continuación le damos unas pequeñas claves.

Las claves

Antes de comprar su transformador fíjese en los vatios de consumo que va a necesitar y compre uno que iguale o se acerque lo más posible a la cifra resultante de la suma de todos los aparatos que necesite conectar a la vez.

Para tubos fluorescentes escoja los transformadores de reactancia electromagnética.

¿Cómo calcular el número de vatios necesarios? Si no vienen especificados en el aparato como vatios, pero sí en amperios, tan sólo tendrá que multiplicar los voltios de su fuente eléctrica por los amperios. La cantidad resultante serán los vatios que necesita.

¿Qué es transformador?

El transformador es un aparato eléctrico que sirve para convertir la corriente alterna de alta tensión y débil intensidad en otra de baja tensión y gran intensidad, o viceversa.

Un transformador -o convertidor de voltaje- es un dispositivo compuesto por dos bobinas o más de material conductor que se utiliza para cambiar (aumentar o disminuir) el voltaje de la electricidad. Se mide en voltios (V).

¿Por qué es importante elegir bien un transformador? Porque si tenemos demasiada poca potencia las luces pueden verse demasiado tenues. Por contra, si hay demasiada potencia podría ocasionar un peligro eléctrico.

Usos frecuentes

La aplicación de un transformador es necesaria cuando vamos a conectar aparatos eléctricos que requieren para su funcionamiento de un voltaje diferente al suministrado por la compañía eléctrica.

Es muy común que los aparatos eléctricos y los electrodomésticos necesiten voltajes inferiores a los de la corriente eléctrica de la casa. Sin embargo, estos dispositivos ya vienen normalmente con sus propios transformadores de voltaje incorporados.

A nivel doméstico, lo más frecuente es necesitar un transformador en las siguientes situaciones:

- Para conectar lámparas LED y tubos fluorescentes en el hogar u oficina.

- Para viajes: cuando se necesita conectar un dispositivo como el secador, el ordenador o se conecta un dispositivo eléctrico a la batería de un coche.

- Para evitar caídas en el sistema eléctrico, en la mayoría de cuadros eléctricos hay un transformador. 

Tipos de transformadores

- Electrónico: son los que permiten pasar de 230 a 12 V con una potencia máxima y mínima que oscila entre los 150 y 6 W (vatios) de consumo, dependiendo del transformador. Son los indicados para instalar iluminación halógena o LED en el hogar u oficina que no incorporen transformador de fábrica.

- Monofásico: son los capaces de pasar de 125 a 220 V. Los hay que soportan desde 100 hasta 1500 W de consumo. Su uso es principalmente doméstico en electrodomésticos, cargadores de baterías y aparatos electrónicos.

- Electromagnético: son los que pasan de 12 a 220 V con una potencia máxima de 50 W de consumo. Indicados para el uso de lámparas halógenas.

- Reactancia electromagnética: son los imprescindibles para el uso de iluminación fluorescente. Permiten conectar tubos fluorescentes de una potencia de 15 W y 230 V. Entre sus ventajas destacan su encendido rápido y silencioso, el ahorro energético, la posibilidad de tener una luz estable, sin parpadeos, por lo que se evita la fatiga visual, y que el tubo se calienta poco. Además, permite duplicar la vida útil de un fluorescente.

Elija el transformador más adecuado

A la hora de elegir el transformador adecuado, debemos de tener en cuenta varios aspectos:

- Los voltios que necesita mi aparato.
- Los voltios capaces de soportar la red en donde va a ser instalado el aparato (en España está regulado en 220 V).
- Los vatios que va a tener que soportar el transformador.

Estos datos se pueden extraer de las instrucciones de los propios aparatos. Así, si necesita conectar un aparato cuya potencia es de 100 W, debe de escoger un transformador que sea capaz de soportar más de 100 W.

¿Qué debe hacer si quiere enchufar varios aparatos a la vez? Sumar todos los vatios que estos consuman y escoger el transformador en función del resultado.

Si la información dada por el fabricante de los aparatos sobre la potencia está en amperios (A) se pueden calcular los vatios con esta fórmula: W= A x V

Vía: Leroy Merlin