lunes, 22 de mayo de 2017

Terminales de cable


Los terminales de cable son dispositivos cuyo fin es posibilitar la conexión de diferentes aparatos eléctricos y electrónicos (mecanismos de vehículos, instrumentos musicales, sistemas de audio y vídeo…) mediante un cable.

Se les llama preaislados a los que ofrecen un aislamiento entre el cable y el metal, cubierto por un plástico de color (amarillo, azul, rojo, negro…).

En su mayoría, suponen la cabeza del cable que se conectará al aparato; en otros modelos actúan como conectores de cables. Son muy prácticos y su instalación es sencilla.

Las claves


El tipo de enganche que necesita (redondo, de punta, de horquilla…) y el tamaño del cable definirán el terminal que necesita.

El empalme sirve como reparador de un cable estropeado, pelado, etc. Supone el aislamiento total de la unión.

Los terminales preaislados son altamente resistentes a las altas temperaturas y a los agentes químicos y suponen un ahorro de tiempo en tareas de engaste de cables.

Tipos de terminales

Los terminales pueden presentarse preaislados o sin esta protección. Los preaislados ofrecen una conexión aislada por el plástico del cable con el metal que protege esta unión.

Por el tipo de enganche, existen diferentes tipos de terminales:

- Terminal de Horquilla

Los terminales de horquilla sirven para alimentar eléctricamente distintos accesorios electrónicos. Su instalación es sencilla. Normalmente se utilizan para uniones de cables con tornillo.

- Terminal de Punta

Los terminales de punta (o puntera) se utilizan para conectar eléctricamente aparatos que presenten dificultad o espacio limitado a la hora de introducir el cable. Suelen emplearse en regletas e interruptores automáticos o en uniones con clemas.

- Terminal Redondo

Los terminales redondos se utilizan para conectar cables en aparatos eléctricos, especialmente los que se encuentran en los automóviles. También para uniones de cables con tornillo.

- Terminal Plano / Terminal Lengüeta

Estos terminales se utilizan para conectar cables entre sí. El plano es el terminal hembra y el llamado lengüeta es el macho. Se utilizan en electrónica para conectar y desconectar cables con facilidad.

- Empalme

Este dispositivo se utiliza para empalmar cables en él. En ocasiones tenemos la necesidad de reparar un cable porque se ha cortado, pelado o dañado de alguna forma y no podemos cambiar el cable entero.

La solución es pelar las extremidades del cable dañado y unirlas con el empalme.

El empalme está totalmente aislado.

Los colores y tamaño de los cables

No existe una normativa que especifique el color (amarillo, azul, rojo, negro…) con un determinado tamaño. Así, deberá de fijarse siempre en los tamaños del terminal que necesita, independientemente del color del terminal.

Para ello deberá de conocer el tamaño de cable a insertar en el terminal. Según su grosor escogerá entre un tamaño u otro del ancho del terminal.

Características de los terminales preaislados

- Resistentes a temperaturas elevadas permanentes (entre 130 y 200 grados) gracias al plástico que recubre el cable y el metal.

- Alta resistencia mecánica y a los agentes químicos.

- Ahorran tiempo en la tarea de unión: conducen todos los hilos del cable, sin que se sobresalga ninguno de forma sencilla.

Vía: Leroy Merlin