miércoles, 3 de mayo de 2017

Pintura impermeabilizante

Si está harto de las humedades que se crean en su casa, solucione definitivamente el problema e impermeabilice el techo o pared dañado.

Las humedades de su casa, además de ser antiestéticas, pueden ser muy perjudiciales para sus paredes, cubiertas o sótanos y posible fuente de problemas respiratorios para su familia.

La solución pasa por una buena prevención gracias a tratamientos con productos antihumedad. Pero si ya se ha producido, ataque el origen antes de reparar el desperfecto.


Las pinturas impermeabilizantes protegen y decoran fachadas y cubiertas o paredes y techos interiores de las humedades, las filtraciones y las fugas de agua. El material de la superficie dañada condiciona el modelo específico de producto idóneo para impermeabilizar.

Las claves


Las pinturas impermeabilizantes se utilizan para evitar los problemas de humedad, filtraciones y fugas de agua. Existen soluciones de interior o exterior.

Las humedades se pueden crear por filtración o por condensación.

Antes de pintar una zona dañada hay que localizar el origen del problema y repararlo para que no vuelvan a aparecer manchas.

TIPOS DE HUMEDADES

Lo primero que hay que saber para reparar o acabar con una humedad es diagnosticar de qué tipo de humedad se trata. Las humedades pueden aparecer por dos causas distintas: por condensación o por filtración.

- Por condensación: Estas humedades no se generan desde el exterior sino desde el interior de la vivienda. Este caso sucede cuando el muro no está bien aislado térmicamente, eso provoca que en invierno esté muy frío y en contacto con el calor y los vapores calientes que se generan dentro de la vivienda se evaporen y surjan manchas en el interior de la casa.

Para solucionarlo lo que habrá que hacer es aislar mejor el muro o aumentar la ventilación, aunque lo aconsejable es que se realicen ambas cosas. Si es difícil ventilar la estancia (por ejemplo, si es un baño sin ventana) la solución pasa por instalar un extractor de aire o un deshumidificador de ambientes.

- Por filtración: Se produce porque el muro no está bien impermeabilizado. Derivado de ello aparecen manchas en el interior de la vivienda que proceden del exterior. Por ejemplo de un escape de agua en una tubería o proveniente de una acumulación a causa de la lluvia.

La solución en estos casos es impermeabilizar la fachada desde fuera.

CÓMO RECONOCER EL TIPO DE HUMEDAD

Fije un trozo de papel de aluminio con adhesivo en la superficie dañada y déjelo pegado varias horas o incluso algún día completo. Al retirarlo puede suceder:

- El agua esté presente en la cara vista, la que está al descubierto, es decir, en la parte que no está unida a la superficie o muro. En esta ocasión la humedad se origina en el interior de la casa.

- Si detecta humedad entre el aluminio y la superficie o muro, en ese caso el agua procede del exterior.

PINTURA IMPERMEABILIZANTE DE INTERIOR

La pintura impermeabilizante de interior se utiliza para aislar y recubrir los muros interiores con el fin de evitar los cercos de humedad y moho en las paredes, y los malos olores.

En función del daño que tenga deberá optar por una solución u otra, de ahí que los tipos de impermeabilización interior se clasifiquen en:

- Antihumedad: Pintura blanca, se puede aplicar incluso en paredes mojadas.

- Antimoho: Pintura mate para evitar que aparezca moho. Está especialmente recomendada para lugares con poca, nula o mala ventilación, calefacción o aislamiento térmico defectuoso.

- Antimanchas: Pintura que sirve para borrar cualquier tipo de mancha, ya sea de humedad o por otra causa...

PINTURA IMPERMEABILIZANTE DE EXTERIOR

La pintura impermeabilizante de exterior es la indicada para fachadas, cubiertas, azoteas y terrazas. Destaca por ser un producto altamente elástico y muy resistente a la alcalinidad de los soportes (es decir, muy resistente a la filtración de humedad).

Los problemas de impermeabilización más habituales en el exterior de las viviendas son grietas, mala impermeabilización de las fachadas o tejas o canalones rotos.

Los aspectos más relevantes a la hora de elegir una pintura impermeabilizante de exterior son la durabilidad (cada cuanto tiempo hay que volver a aplicar la pintura a la superficie) y la transitabilidad (si la zona es accesible y frecuentada por personas o no).

Tenga en cuenta que las soluciones son diferentes si se trata de una fachada o una cubierta o tejado, ya que la primera debe ser impermeable al agua, pero debe dejar transpirar el vapor del interior al exterior, mientas que la segunda debe ser impermeable tanto al agua como al vapor.

- Soluciones para las terrazas de paso ocasional o bajo tránsito. Le recomendamos las pinturas acrílicas, ya que son sensibles a los elementos punzantes, tienen un buen acabado estético y propiedades de aislante térmico. Se pueden aplicar en aquellas superficies con bajo tránsito como techos, azoteas, fachadas de cerámica o piedra… Deben ser aplicadas sobre superficies secas y limpias de suciedad. Los hay de diferentes colores para adecuarlas al acabado que quiera conseguir.

- Para los suelos de las terrazas de las viviendas que son concebidas como un espacio habitable más de la casa, le aconsejamos el poliuretano. Entre sus propiedades destacan su alta impermeabilidad y transitabilidad, resistencia al roce, durabilidad y un buen acabado estético (incluso con texturas).

- Para los suelos de las terrazas poco transitadas, el producto requiere una mayor durabilidad. El ideal es el caucho acrílico que cuenta con mayor carga de resina para hacerlo más impermeable y duradero, pero es menos transitable.

- Para chimeneas, juntas o superficies no pisables. Los cauchos o siliconas líquidas son los productos con mayor capacidad de impermeabilizar pero no se pueden pisar bajo ningún concepto. Está recomendado para sellar chimeneas, juntas, grietas y fisuras.

-Para impermeabilizar una terraza o balcón elija poliuretano: un producto impermeable, transparente, muy duradero y de alta transitabilidad.

CÓMO SOLUCIONAR EL PROBLEMA Y APLICAR EL IMPERMEABILIZANTE

En el momento en que encuentre una humedad en su casa debe seguir este proceso:

1. Detectar el origen del problema.

2. Reparar el origen del problema en el exterior, si existe.

3. Reparar los daños estéticos en el interior de la vivienda:

-En primer lugar debe retirar la pintura dañada, la suciedad, el polvo y cualquier material mal adherido. Quitar todas las manchas ya sean de moho o de otro tipo, raspando la superficie con una espátula, limpiar la zona dañada con un producto específico para ello o con una mezcla de agua y cloro. Dejar que se seque.

- Reparar y nivelar las posibles irregularidades que haya en la superficie con yeso o masilla en función del material. Lijar la superficie para dejarla lisa y limpiarla bien para que al aplicar el impermeabilizante se adhiera correctamente.

- Aplicar la pintura antihumedad, en función del problema. Utilice la herramienta que le resulte más práctica según el tamaño de la zona a pintar: brocha, rodillo (rodillo de esponja si es en terrazas exteriores ya que al ser flexible es ideal para adaptarse a superficies rugosas y con picos) o pistola de pintura.

Se recomienda pintar con el impermeabilizante toda la superficie y no solo la zona dañada para evitar posibles desperfectos en el futuro.

- Dejar secar. El tiempo de secado viene especificado en la etiqueta del fabricante del producto.

OTROS USOS DE LA PINTURA IMPERMEABILIZANTE

El impermeabilizante de exteriores, aparte de para impermeabilizar, lo podemos usar para proteger una fachada de pintadas. La pintura impermeabilizante impide que penetre o se filtre la pintura de un grafiti por ejemplo, de ahí que la pintura quedará solo en la superficie y esto facilita su limpieza.

Vía: Leroy Merlin