lunes, 15 de mayo de 2017

Pintura con efectos

La pintura le permite no solo jugar con el color sino también con las texturas. La pintura con efectos (arena, óxido, metalizado…) le ofrece infinidad de posibilidades decorativas. Utilícelos para destacar elementos aislados como una columna, un mueble de obra o una viga; para crear contrastes -combinado con pintura lisa- o para resaltar el estilo de sus estancias. Desmárquese con esta propuesta decorativa de tendencia, muy fácil de aplicar y con versiones tanto para interior como para exterior.

En resumen
Tenga en cuenta si su pared tiene gotelé o no y si es de interior o exterior.
Antes de pintar aplique una base o una imprimación selladora.
Efecto arena, metalizado, óxido, translúcido, de cristales... diversas texturas decorativas que puede utilizar de forma sola o combinándola con pintura lisa.

Tipos de efecto
La pintura de efectos decorativos nos ofrece infinidad de combinaciones gracias a su variada gama de efectos que podemos encontrar, además, en diferentes colores.
• Arena. Una de las más fáciles de aplicar gracias a su alto poder de cobertura: basta con aplicar una sola capa de producto. Opte por este tipo de efecto en colores tierra si busca un acabado rústico. Además del clásico acabado arenoso existe la pintura de arena metalizada: un original contraste de motas metalizadas sobre la textura arenosa. Le aconsejamos que antes de empezar a trabajar sobre la pared pruebe el resultado sobre un cartón para ver cómo queda.
Una de las ventajas de la pintura de efecto arena es que es apto tanto para paredes lisas como para paredes de gotelé.
Metalizado: perfecto para reforzar un ambiente moderno o para crear contraste en combinación con pintura lisa. Dentro de los metalizados podemos integrar también los reflejos nacarados de la pintura efecto madreperla, perfecto para superficies con gotelé.
El efecto metalizado se aplica directamente a rodillo en dos capas.
Si optamos por el acabado nácar del efecto madreperla primero tenemos que aplicar una capa de fondo opaco y, una vez seca, dar una capa de pintura efecto madreperla con un rodillo de esmaltar o con una paletina en diversas direcciones. Pasados 5 minutos aplastar las partículas con una espátula de plástico.
• Crystal. Acabado de pequeños cristales sobre una pintura ligeramente arenosa, que sigue las últimas tendencias en decoración. Es una combinación de partículas de cristal que consigue diferentes reflejos según la luz del día. Es necesario mezclar las partículas de cristal con la pintura de efecto.
Óxido: Uno de los efectos decorativos de tendencia gracias al auge del estilo loft. Para darle un toque óxido a nuestras paredes solo tenemos que aplicar una pátina efecto óxido sobre una base de pintura lisa de color, una vez seca.
• Niebla: Recrea la estética de la piedra natural con este efecto difuminado perfecto para chimeneas, zócalos y ambientes clásicos. Se aplica con una paletina en pases cruzados y posteriormente se extiende con una espátula de plástico.
• Easy effect: Efecto sencillo de aplicar y con una textura muy sutil en tres acabados diferentes según el barniz que se aplique encima de la base de color: efecto perla, platinum o gold. 

Prepare sus paredes

La preparación de las paredes es uno de los pasos más importantes a la hora de aplicar una pintura de efectos, y una de las claves del éxito en los acabados. Le explicamos cómo preparar sus paredes en 3 sencillos pasos:

1. Proteja los marcos de puertas y ventanas, los apliques de luz y los zócalos de las posibles salpicaduras de pintura cubriéndolas con cinta adhesiva de pintor. Para el suelo le recomendamos que lo cubra con cartones o plástico.
2. Pintar la pared con una base de pintura de fondo o imprimación selladora que facilite el agarre del revestimiento de efectos. Dejar secar según las indicaciones del bote. 

¿Qué es el rendimiento?

El rendimiento es el número de metros aproximados aproximado que puedes pintar con un litro de pintura. En pintura lisa el rendimiento se sitúa entorno los 10 m2/litro. En el caso de la pintura de efectos este indicador varía desde los 6 hasta los 10 m2/litro, generalmente, en función de la densidad de la textura.

El rendimiento es muy útil para calcular los litros de pintura que vamos a necesitar, en este sentido también tenemos que tener en cuenta las manos de pintura que debemos dar a la pared. En la pintura con efecto arena, por ejemplo, basta con una capa. Recuerde que en el caso de la pintura de efectos hay que aplicar previamente una base de pintura o de imprimación selladora. 

Para calcular la superficie puede usar esta fórmula, tenga en cuenta que las paredes rugosas o con gotelé absorben un 50% más de pintura. 

Interior o exterior

Los efectos no son exclusivos de interior. Si lo que busca es aplicar una pintura de efectos decorativos en la fachada, un muro en el jardín o la terraza, en el porche… debe escoger un revestimiento que especifique en el envase que es apto para exterior. En este caso, al igual que en interior, preste atención a si la pared exterior es rugosa o no ya que no todas las pinturas con efectos la cubren. 

Vía: Leroy Merlin