viernes, 19 de mayo de 2017

Manguitos

Los manguitos son pequeñas secciones, generalmente cilíndricas, de tubo que sirven para unir otros tubos con el objeto de hacerlos más largos o variar su recorrido. Los manguitos tienen utilidades en fontanería, electricidad o mecánica. Le contamos los tipos que puede encontrar.

Para alimentación y evacuación de agua

El agua debe ser canalizada por tuberías que cumplan la normativa para este tipo de instalaciones. Para hacer empalmes, codos y uniones tiene todo tipo de manguitos en distintos materiales.

● De latón: han sido los más tradicionales en la fontanería. Para todo tipo de instalaciones sanitarias, para acometidas de agua en lavabo, fregadero, bidé, ducha o electrodomésticos. Igualmente para instalación de circuitos para calefacción con radiadores de agua o suelo radiante. También se utilizan en la instalación del circuito de calentadores y calderas de gas. Los hay de varios diámetros: los más comunes en fontanería de 12 mm (para lavabo, fregadero, bidé e inodoro), 15 mm (para electrodomésticos y salidas para jardinería), 18 mm (para ducha y bañera), 22 mm (para tuberías generales de la instalación). Existen manguitos reductores para las diversas conexiones entre tubos de distinto diámetro. Existen manguitos de roscar y de soldar.

● De polietileno reticulado: hay manguitos específicos para las conexiones en fontanería que se hacen en este material. Suelen ser de 16, 20, 25 o 32 mm. También hay manguitos reducidos para uniones entre tubos de distinto diámetro.

● De polipropileno: PPR. Manguitos para tuberías de diverso diámetro que sirven para agua sanitaria, calefacción o riego. Estas tuberías suelen tener un característico color verde. Hay manguitos de varios grosores, para los tubos más comunes, de 20 a 40 mm.

● De polibutileno: de diversos diámetros para empalmar tuberías que sirven para los sistemas de agua caliente y fría y para calefacción.

● De PVC para alimentación: hay PVC específico para alimentación de agua. Existen manguitos HH para unir tuberías de 20 a 50 mm de diámetro.

● De PVC para evacuación: las tuberías de evacuación suelen tener diámetros superiores a los de alimentación. Por ello encontrarás manguitos de PVC de 32 a 200 mm. Los más comunes son de 32, 40, 50, 75, 90, 110 y 125 mm. Hay manguitos HH, de reparación con toma o manguitos para unión a metal.

Para canalones

● De PVC: existen manguitos en este material para la unión de tuberías de bajantes de agua de lluvia procedente de los canalones. Los diámetros más comunes son de 75 y 90 mm.

Para sanitarios

Específicos para conectar el inodoro al desagüe.

Por lo general son de PVC

● Rectos: encontrará manguitos rectos de 90 y 110 mm para adaptarlos a la salida vertical. Los hay rectos con junta labiada, que se acopla a las paredes evita fugas de olores.

● Excéntricos: también en 90 y 110 mm. Sirven para ajustar la posición del sanitario. Permite mover unos cm a un lado y otro para adaptarse al espacio. También hay excéntricos con junta labiada.

● Elásticos: existen manguitos rectos y excéntricos de 90 y 110 mm de diámetro con una parte elástica para adaptar fácilmente a la tubería del desagüe.

● Para salida dual: suelen tener una parte flexible y otra rígida y sirven para salidas tanto verticales como horizontales.

Para salidas de fregadero o lavabo:

● Alargadores flexibles: aunque no son manguitos en sí, tienen una utilidad similar. Permiten la conexión desde la salida de la válvula de desagüe del sanitario hasta el desagüe general. De varios diámetros, los más habituales de 32 y 40 mm.

Para electricidad

Manguitos especiales para las conexiones eléctricas de superficie, que no van empotradas.

● De PVC: tubos de pequeño tamaño que se introducen en dos tubos para alargarlos y dar continuidad a la instalación. Los hay para todos los diámetros de tubo. Existen también manguitos reductores, para poder acoplar tubos de tamaños diferentes. Existen también codos y curvas, que facilitan la inserción de los cables en todo tipo de instalaciones.

● De acero y aluminio: manguitos roscados o sin roscar para la canalización de cable eléctrico. De varios diámetros. Hay modelos de manguitos de metal ovalados.

Para chimeneas

● De metal galvanizado, aluminio y acero inoxidable: manguitos de prolongación de las tuberías de evacuación de humos en chimeneas, caleras o estufas de pellets. Existen en diversos diámetros, según sea la boca de evacuación del producto. Los diámetros más habituales son de 10 y 15 cm.

● Con aislamiento: una variedad de estos tubos son los de doble capa con aislamiento. Estos son recomendables para cuando la evacuación de humos va directamente por el exterior. De esta manera se evita condensación y mala combustión.

Para jardinería

● De polietileno y polipropileno: son los materiales más habituales empleados en las instalaciones de jardinería. Hay manguitos macho-macho (MM) o hembra- hembra (HH); también existen manguitos de roscar. Para empalmar tuberías de distinto grosor, habituales en la jardinería y el riego de huertos: de 20, 25, 32 y 40 mm.

Para unión de varillas

● De acero y zinc: manguitos metálicos roscados para la unión de varillas: diámetros comunes son de 4, 5, 6, 10 y 12 mm. El acabado puede ser cromado

Vía: Leroy Merlin