martes, 9 de mayo de 2017

Mamparas para bañeras

Las mamparas son uno de los elementos que hacen más confortable la ducha o baño ya que aíslan el espacio de baño y evitan las salpicaduras; de esta manera, al no salir el agua hacia el exterior, se mejora la seguridad y se evitan resbalones al salir de la bañera.

VENTAJAS DE UNA MAMPARA FRENTE A UNA CORTINA DE DUCHA
- Mayor aislamiento del espacio de baño.
- Solución duradera que no acumula moho.
TIPOS DE MAMPARAS PARA BAÑERA

1. ¿Cierre total o parcial de la bañera?

Cierre total: son aquellos paneles que se ponen en todo el perímetro de la bañera. Su ventaja es la garantía de disponer de un cierre completo mediante perfiles (cierre magnético, que es la terminación vertical de las hojas de la mampara para que al unirse entre ellas creen la estanqueidad deseada) que evita la salida del agua. Este tipo de cierre es el único que asegura 100% la estanqueidad.
Cierre parcial: son los paneles que solo se colocan en la parte más próxima a la salida de agua. Entre sus ventajas destacan que deja un espacio más abierto, más ligero y amplio visualmente. Puede ser una solución para casas donde haya niños ya que mejoran la accesibilidad a la hora de bañarlos.

2. Tipos de apertura

Puede elegir entre apertura abatible, plegable, corredera o una mampara de hoja fija. Las de apertura plegable y corredera están indicadas para baños pequeños porque no ocupan espacio al abrirse.
• Abatible. Si elige la apertura abatible la mampara se abre hacia afuera o hacia adentro. Deberá tener en cuenta los posibles obstáculos que haya en el baño que puedan impedir abrir cómodamente la mampara como bidés, inodoros, muebles de baño, etc. Son las más fáciles de limpiar.
• Plegable. La mampara se recoge sobre sí misma ocupando poco espacio. Su principal ventaja es que deja un gran hueco de entrada sin reducir mucho espacio del baño.
• Corredera. En este caso la mampara se desliza sobre una serie de carriles superiores e inferiores. Es la solución idónea para baños pequeños ya que este tipo de apertura no ocupa espacio al abrirse, a diferencia de la abatible.
• Fija. Esta hoja de mampara no se mueve, se queda fija instalada sobre la pared más próxima al grifo de la bañera. Además de un panel fijo puede encontrar versiones que combinan una hoja fija con una o más de apertura abatible o corredera. Una versión de la mampara fija es la que incorpora un mecanismo que permite que la hoja suba o baje a lo largo del perfil que la sujeta; además se puede girar hacia el interior, con lo que se dispone de un espacio total para acceder a la bañera. Muy útil para asear a los niños o para personas con movilidad reducida.
Hay que elegir el tipo de acceso más adecuado según la distribución de su baño y el espacio disponible alrededor de la bañera.
Asimismo debe elegir el tipo de mampara en función del espacio de entrada al interior de la bañera que necesite.
- A mayor espacio de entrada el paso será más cómodo y accesible. Ideal para personas con movilidad reducida.

3. Acabado

Puede optar por modelos:

- Totalmente transparentes, dan sensación de mayor espacio.

- Serigrafiado o traslúcido, idóneas si prefiere preservar la intimidad. Hay modelos con distintos motivos o dibujos.
PARTES DE LA MAMPARA QUE ASEGURAN SU CALIDAD

1. VIDRIO

a. Cristal: Las mamparas están realizadas en vidrio templado de seguridad. Es resistente a los impactos y en caso de rotura lo hace en trozos no cortantes: muy pequeños y redondeados.

b. Grosor: el grosor del cristal garantiza la estabilidad y seguridad de la mampara.

- Para puertas correderas el ideal es de 6 mm.
- Para paneles fijos el ideal es de 8 mm o más.

c. Tratamiento del cristal antical: si el vidrio ya está tratado se evita la acumulación de cal y facilita la limpieza.

2. RODAMIENTOS
Los rodamientos son las piezas que permiten abrir la puerta; es la rueda que permite desplazar la mampara por el riel. Si son de buena calidad, la mampara tendrá una mayor durabilidad.
Hay rodamientos inferiores (que están en todos los tipos de mamparas) y rodamientos superiores (que solo están en las mamparas correderas y en las plegables).
- La recomendación es que los rodamientos sean dobles para facilitar el deslizamiento de la mampara y, de este modo, que la apertura sea suave, silenciosa y sin trompicones. Además, tienen menor desgaste que los simples. La vida media de los rodamientos simples ronda los 10.000 - 15.000 ciclos (entendiendo como ciclo cada vez que se abre y se cierra la mampara). En el caso de los rodamientos dobles, su uso se prolonga hasta los 30.000 ciclos.
- Los rodamientos inferiores también pueden elegirse desmontables para facilitar la limpieza y mantenimiento de la mampara. En estos casos al desmontar los rodamientos inferiores, la mampara permanece colgada con los rodamientos superiores.
Existen diferentes tipos de perfiles según su uso. Los perfiles son de aluminio (un material ligero y resistente a la humedad). Los acabados más comunes son blanco, plata brillo, cromo brillo y acero mate, pero existen más modelos.
- Existen los perfiles que arman la estructura de la mampara, ya sea de tipo corredera o plegable.
- También existen los llamados perfiles de compensación, que son los que fijan la mampara a la pared para conseguir un ajuste perfecto. Te permite colocar la mampara aunque la pared no esté recta. Sirve para aumentar el ancho de la mampara estándar y ajustarlo a tu hueco. Un perfil de entre 2 y 2,5 cm garantiza un perfecto ajuste.
Se utilizan como complemento en las mamparas para cubrir los huecos que quedan en la instalación de mamparas por culpa de desniveles en las paredes o por falta de medida de la mampara, cuando la mampara de baño o ducha es más pequeña que el hueco disponible.
4. GOMAS
En el caso de mamparas con cierre parcial y abatible es necesario el uso de gomas también conocido como vierteaguas. Es el elemento que evita las fugas de agua existente entre el hueco entre la parte inferior del cristal de la mampara y el borde de la bañera. Es decir, que este accesorio guía el agua que cae de la mampara hacia el interior de la bañera.
Asimismo, son necesarias las gomas verticales para complementar una mampara y para asegurar el hermetismo del cierre de las puertas correderas y de las abatibles. Para ello lleva un imán que garantiza la estanqueidad.
LIMPIEZA DE LA MAMPARA
Le recomendamos que para limpiar la mampara utilice agua jabonosa o productos con Ph neutro. A continuación enjuague la solución y seque con un paño suave o retire el agua con una rasqueta limpiacristales. Así evitará la acumulación de cal sobre el cristal.
Evite el uso de productos químicos antical, sobre todo, en los casos de cristales serigrafiados o con tratamiento antical, puesto que lo deterioraría y eliminaría ese tratamiento.
Altura recomendada de una mampara
Para minimizar las salpicaduras elija una mampara de 1,50 m que alcance una altura de 1,90 m.

Vía: Leroy Merlin