martes, 16 de mayo de 2017

Interruptores y enchufes

Aunque pasan desapercibidos en nuestra vida diaria, los interruptores y enchufes se encargan de hacernos la vida más fácil. Pulsar un interruptor para encender y apagar las luces o enchufar un aparato eléctrico son gestos totalmente integrados en nuestro día a día. Sin embargo, este tipo de tecnología sigue desarrollándose para simplificarnos aún más la vida con nuevas funciones. Es el caso de los mecanismos domóticos que activan las persianas a través de un mando a distancia, por ejemplo, o que automatizan la iluminación según la intensidad de la luz natural.
Las claves

Para el exterior y zonas como garajes, trasteros o sótanos elija interruptores y enchufes estancos y con caja de superficie para preservarlos del polvo y la humedad.
Recuerde que en los interruptores y enchufes de empotrar, teclas y marcos se compran por separado.
Los interruptores inalámbricos le permiten colocarlos donde quiera sin tener que hacer surcos ni instalaciones.

1. Enchufes:
Los podemos encontrar con y sin toma de tierra. En ambos casos la potencia máxima es de 3.680 vatios. En los enchufes sin toma de tierra puede conectar todo tipo de lámparas y pequeños electrodomésticos (aspiradores, microondas, cafeteras, cargadores…), pero no otro tipo de aparatos como frigoríficos o hornos. Le recomendamos que mejore la seguridad de su hogar sustituyendo los enchufes sin toma de tierra por otros con toma de tierra.
Algunos mecanismos incluyen dos funciones en uno solo. Es el caso de los enchufes/interruptores.

2. Interruptores:
Los interruptores nos permiten encender o apagar la luz con solo apretar una tecla. Existen interruptores con temporizador que reducen el consumo eléctrico innecesario y garantizan el apagado tras el uso. Los interruptores y los marcos se compran por separado.
Dentro de los interruptores podemos distinguir entre:

• Interruptores simples: para encender o apagar la luz desde un solo punto.
• Conmutadores: se utilizan para encender y apagar la luz desde dos puntos diferentes.
• Cruzamientos: permiten encender y apagar la luz desde 3 puntos diferentes.
• Conmutadores dobles: incluyen dos interruptores para encender y apagar desde un único mecanismo dos puntos de luz diferentes.

3. Pulsadores:
Para activar el timbre de la puerta.
4. Tomas multimedia:
De televisión, radio, teléfono, conexión informática… La última en aparecer ha sido la toma RJ45 de red que permite la conexión a un servicio de ADSL o de red informática.
5. Mecanismos domóticos:
Estos sistemas ofrecen un automatismo mayor al activarse por la detección de presencia o por la intensidad de la luz, por ejemplo. Dentro de estos mecanismos incluimos:

- Reguladores de luz: Permiten regular la intensidad de la luz y crear diferentes escenarios según queremos una luz ambiental, tenue, más intensa, etc.
- Mecanismos crepusculares: reacciona ante la subida o bajada de la intensidad de la luz natural encendiendo o apagando la luz.

- Detección de presencia: al percibir la presencia enciende las luces, una solución cómoda (ni siquiera hay que apretar el interruptor) y que nos permite ahorrar ya que solo mantiene la luz encendida cuando es necesario.

- Programadores: gestión de la apertura o cierre de las persianas a distancia. El control puede ser por radiofrecuencia, a través de un mando a distancia, o estar programado en función de la luz o de una hora determinada.
6. Interruptores inalámbricos:
Coloque interruptores en aquellos lugares sin acceso a cable mediante los interruptores y detectores de presencia inalámbricos. Muy fáciles de instalar solo hay que colocar un emisor de señal detrás del interruptor -conectado al cable- y pegar el mecanismo inalámbrico en el lugar que queramos gracias a las tiras de adhesivo que incorpora.
El emisor tiene un alcance de transmisión de hasta 50 metros. De esta forma podrá colocar un interruptor donde quiera sin tener que hacer surcos ni complejas instalaciones eléctricas.

CRITERIOS DE ELECCIÓN
Una vez que ya hemos definido los distintos tipos y para qué sirve cada uno de ellos. Debe ir seleccionando y descartando ello debe seguir 4 sencillos pasos:
1. Elegir la función. Como ya hemos explicado antes cada tipo de interruptor y enchufe tiene un uso. Descarte los que no cumplen con los requisitos que necesita para su casa.
2. Elegir el color de la tecla o función.
3. Escoger el color del marco.
4. Llevarse la cantidad que necesite.
1. Elegir la función
Como ya hemos explicado antes cada tipo de interruptor y enchufe tiene un uso. Descarte los que no cumplen con los requisitos que necesita para su casa.

2. Elegir la ubicación
Antes de elegir el interruptor o enchufe es importante que sepa si va a colocarlo en el interior o en el exterior de su vivienda para elegir un modelo empotrado o de superficie.

• Interior: Los interruptores y enchufes empotrables son los más comunes para colocar en interior. No obstante, si se ha decidido por una instalación eléctrica vista deberá escoger un modelo de superficie. Este tipo de enchufes estancos, y que incluyen la caja de superficie, están indicados también para sótanos, garajes, trasteros, almacenes… ya que los protegen del polvo y la humedad.
• Exterior: El uso exterior requiere interruptores y enchufes con un índice IP 54 –responde a las siglas International Protection e indica el grado de estanqueidad del modelo-. Normalmente se utilizan mecanismos de exterior con tapa incorporada en el caso de los enchufes, aunque ya podemos encontrar modelos de empotrar con un IP 54 y equipados con una tapa.
3. Elegir el color
Materiales y acabados
Marcos y teclas se compran por separado. Personalice sus enchufes e interruptores empotrables y adáptelos al estilo o ambiente de su hogar o incluso de cada estancia: colores pastel en el cuarto de los niños; aluminio en el baño y la cocina y combinación de contraste para el resto de su casa. Acabado madera, cristal, mármol, pizarra, estampados, marcos translúcidos… tiene infinidad de opciones a su alcance.
4. Elija la cantidad
Cada interruptor y enchufe para una estancia
Las necesidades y el equipamiento habitual de cada estancia hacen que podamos repartir las funciones por espacios de la casa:

• Salón: La televisión, el DVD, el teléfono, el portátil y/o la tableta… son los aparatos que solemos utilizar en el salón, es por ello que necesitaremos una toma telefónica, una toma para conectar la tv a la antena y varios enchufes con toma de tierra para enchufar el televisor, el DVD, cargar el ordenador o la tableta, etc.
El salón, además, es una de las estancias en la que las necesidades de luz varían. Los reguladores de luz nos permiten adecuar la intensidad y crear diferentes ambientes: una luz general para comer o cenar, iluminación ambiental para una cena especial o tenue para ver una película.
Con los programadores de persianas motorizadas por radiofrecuencia podemos abrir o cerrar las persianas con un mando a distancia.

• Cocina: El teléfono, así como un pequeño televisor, son dos de los aparatos que han acabado por colarse en la mayoría de cocinas, de ahí que tanto la toma de teléfono como la de tv se hayan convertido en imprescindible en las cocinas de muchos hogares.
La cocina necesita, además, varios enchufes y es imprescindible que cuenten con toma de tierra para conectar los grandes electrodomésticos.

• Dormitorio: Toma de tv, de radio y de teléfono para conectar los equipos habituales en los dormitorios. El doble interruptor nos permite encender dos luces independientes mientras que el cruzamiento es muy común para poder encender y apagar las luces, antes de dormir, también desde la cama. Para persianas motorizadas podemos escoger entre programador por radiofrecuencia o en función de una hora o luz determinada.

• Pasillos: El pasillo es el espacio que concentra los interruptores de iluminación con más funciones diferentes: detector de presencia, doble conmutador y cruzamiento para apagar y encender las luces desde diferentes puntos.

• Despacho: En esta estancia se suele situar la toma RJ45 para la conexión ADSL, además de una toma de teléfono.
UNA VEZ TENGA LOS INTERRUPTORES Y ENCHUFES...
¿Dónde se colocan?
La altura a la que se colocan los mecanismos varía según la estancia, le ofrecemos una tabla con las medidas aproximadas.
¿Cómo cambiar un interruptor?
1. Desconectar la corriente eléctrica.
2. Retirar el embellecedor y el soporte con la ayuda del destornillador.
3. Desatornillar el mecanismo y extraerlo.
4. Retirar los cables con especial atención para recordar el lugar que ocupa cada cable.
5. Conectar el nuevo interruptor a los cables y atornillarlo a la caja.
6. Colocar los nuevos embellecedores y soportes.
7. Conectar la corriente y compruebe su funcionamiento. 

Vía: Leroy Merlin