sábado, 27 de mayo de 2017

Honest Greens: ecología en el corazón financiero de Madrid.

Eat good, feel good, do good son los valores que trata de transmitirnos Honest Greens, un restaurante recién inaugurado en AZCA, el distrito financiero de Madrid. El nuevo establecimiento trata de facilitar a sus clientes llevar una vida saludable, a través de una propuesta culinaria elaborada con ingredientes provenientes de productores locales responsables. Este concepto gastronómico se traslada al interiorismo mediante de la utilización de materiales naturales y sostenibles, como la madera reciclada, el esparto, el cuero
El local tiene capacidad para 100 personas y cuenta con una amplia terraza cubierta que permite disfrutar del aire libre a sus comensales.
Unas persianas de esparto separan esta zona de la calle, en la que se han combinado diferentes piezas de mobiliario de inspiración industrial y vintage, a las que se suma un antiguo motocarro reutilizado como puesto de preparación de cafés e infusiones.
Ya en el interior, el espacio central lo ocupa una gran cocina que expone honestamente toda su actividad, actuando únicamente como elementos separadores entre el personal y el público, la caja y los mostradores en los que se exhiben los diferentes platos e ingredientes.
La amplitud (220 m2) y la gran altura (4,25 m) del local invitaban a diseñar un gran espacio diáfano de aire industrial, a lo que contribuyen las instalaciones vistas y los materiales de revestimiento utilizados (carpinterías de hierro, maderas recicladas, hormigón pulido…)
Sin embargo, el tratamiento que se les ha dado a dichos acabados permite crear una atmósfera más acogedora y doméstica. Diferentes patrones geométricos se imprimen y desdibujan sobre el hormigón pulido que recubre los paramentos horizontales y verticales, interrumpiéndose en algunas zonas del pavimento por baldosas hexagonales de madera.
En los frentes de la caja y el mostrador, para los que se ha utilizado también hormigón, su presencia se hace más amable gracias a la textura de los tablones de madera del encofrado, que se ha dejado vista.
La iluminación artificial es otro elemento que aporta calidez al espacio. La luz natural, que penetra a raudales a través del cerramiento de hierro y vidrio de la fachada, se ve acentuada por líneas de led que subrayan la volumetría de determinados elementos, letreros de neón, o lámparas suspendidas que iluminan puntualmente las mesas.
Haciendo honor a su nombre, la vegetación es otro elemento protagonista en este restaurante. En la terraza las plantas se disponen en cestos de esparto que cuelgan del techo y en carros industriales.
En el interior, macetas colocadas sobre el falso techo de madera derraman sus hojas sobre la zona del comedor.
La señalética, es por último, otro de los aspectos a destacar en el diseño de este local. Inspirada en los rótulos y carteles de los cines clásicos americanos, informa a los clientes de todos los productos que se pueden consumir en él.

Para más información visiten: honest greens
Vía: diarioDESIGN