lunes, 22 de mayo de 2017

Hojas de eucalipto y Costillas de Adán para una decoración fresca

Si prestan un poco de atención en el diseño de restaurantes y cafeterías, o en la revistas de decoración, verán que cada vez están más presentes los jarrones con hojas. Y principalmente a base de hojas de eucalipto y Costillas de Adán (Monstera Deliciosa).
Hoy vamos a ver ejemplos de estas dos variedades y comprobaremos lo bien que quedan en un jarrón para decorar una consola, una mesa auxiliar, una bandeja colocada en la mesa de centro o incluso en el propio suelo con un jarrón de dimensiones XL.
En ambas opciones podemos optar por utilizar un par de ramas en un jarrón pequeño para dar una pincelada de color y frescura al espacio o, si nos gusta darle mucha más presencia a las plantas, decantarnos por un buen ramillete capaz de acaparar las miradas.
Como se trata de dos hojas muy distintas, tanto en forma como en color, vamos a verlas por separadas. Podrán comprobar lo difícil que es elegir una de las dos.

Eucalipto

Seguro que todos piensan en la hoja estrecha y alargada cuando alguien menciona el eucalipto. Sin embargo, lo que es tendencia en la decoración, es su versión de hoja pequeña y redondeada. Quizás las hayan visto antes acompañando un ramo de flores, pero lo que se estila ahora es su uso individual.

Quedan perfectas tanto en jarrones de cristal (lo más utilizado) como en jarrones de cerámica, jarras o damajuanas. Además, casan con casi todos los estilos decorativos.

Costilla de Adan

A diferencia de la anterior, esta hoja es grande, de un verde intenso, caracterizada por su forma partida, como si de costillas se tratase. Su tallo también es grande y grueso y con tan solo un par de hojas podemos decorar un jarrón.

Al ser de un tamaño grande su presencia es bastante llamativa, así que la sensación de verde está más que asegurada. Este tipo de hojas pueden utilizarlas en estilos campestres, contemporáneos y tropicales.

Vía: Decofilia