lunes, 29 de mayo de 2017

Estudio de Fotografía en Varsovia por Mess Architects

El interior de este estudio fotográfico está situado en una antigua fábrica rodeada de edificios de forma y naturaleza similares. Durante muchos años, el edificio albergó un taller de soldadura. Sin embargo, con el paso del tiempo, su interior industrial requirió ajustes para hacerla más adecuada a las condiciones necesarias para los procesos de producción. Maquinaria de soldadura y prensas de metal llenaron el interior desde el piso hasta el techo.
Es evidente que a lo largo de los años, el interior del edificio ha sufrido profundos cambios en comparación con su condición inicial, y que el tipo específico de procesos industriales ha contribuido a su degradación. La parte más dañada de la pared del edificio había sido despojada de prácticamente todas las ventanas. Cuando las restantes capas de yeso fueron removidas, apareció alrededor de las ventanas evidencia clara de la intervención en la estructura de la pared original. Esto se debió sin duda a los requerimientos tecnológicos para el tipo de maquinaria utilizada en el interior.
Este proyecto de diseño interior fue encargado por un estudio fotográfico que organiza sesiones fotográficas y otros eventos generalmente asociados con la fotografía y la filmación.
Las decisiones sobre materiales utilizados para este proyecto fueron determinadas principalmente por el contexto físico relacionado con la actividad industrial que se llevó a cabo allí. Habiendo considerado el carácter post-industrial del edificio, decidieron que el acero era un material de construcción obvio. No fue sólo el factor principal para determinar las partes principales de la estructura que se erigió en el interior, sino que también influyó fuertemente en el carácter de los toques finales que se utilizaron.
El pasillo distinto que une las áreas individuales del interior, los marcos de las puertas, las ventanas y los muebles hechos a medida, se basan en componentes de acero que crean un puente que determina el carácter moderno del interior y el alma industrial del viejo edificio.
La superficie de 180 metros cuadrados se ha dividido en un espacio abierto con un anexo, hall de entrada bajo el entrepiso, un ciclorama que abarca toda la altura del interior y trastienda con áreas de almacenamiento y aseos. El entresuelo tiene la forma de una galería acristalada cuyo objetivo principal es servir de salón para el cliente.

Para más información visiten: Mess Architects