miércoles, 24 de mayo de 2017

Clavijas

Todos los aparatos que se conectan a la luz cuentan con una elemento llamado clavija o enchufe que hace de conductor entre el cable del aparato y la conexión a la luz (la toma de corriente) para permitir la corriente eléctrica.
Existen diferentes modelos de clavijas que varían en función del país en el que se encuentre. En Europa, por norma general, encuentra clavijas de dos patas redondas y, en casos más aislados, de tres patas planas.
Descubra todos los tipos que hay y las características de cada uno.
Consejos para elegir la clavija
Las clavijas de los aparatos de casa deben cambiarse cuando estén dañadas (quemadas, resquebrajadas…) por seguridad o por estética.
2. La salida del cable
Esto es, la dirección que va a coger el cable del aparato según necesidades. Tiene varias posibilidades: lateral, frontal, frontal/lateral o giratoria (permite la salida del cable en cualquier dirección).

Clavijas con características especiales
Además de las clavijas tradicionales, en el mercado puede encontrar modelos con características especiales que le ayudarán en su día a día:
- De tamaño reducido: ideal para detrás de un armario o una mesa de noche.
- Con interruptor: cuentan con un botón para su encendido y apagado con el fin de que no sea necesario desconectarlo a la luz. Ahorra energía.
- Con tirador: facilita la desconexión aportando mayor durabilidad a la clavija.
Existen clavijas sin y con toma de tierra, fundamental para hacer las conexiones de manera correcta. Hay aparatos que exigen toma de tierra –la mayoría de los electrodomésticos, ordenadores…- que necesitan clavijas de tres patillas planas de conexión; y otros no –como pequeños electrodomésticos, lámparas…-.
¿Por qué cambiar mis clavijas?
Las clavijas o cables de un hogar pueden deteriorarse con el paso del tiempo. Los cables, por ejemplo, pueden pelarse por causa de estirones o por el roce. Los enchufes pueden acabar quemándose por malas conexiones o rompiéndose por un golpe o el uso diario.
Cambiar las clavijas es una tarea de bricolaje sencilla que no le requerirá de mucho tiempo ni de grandes conocimientos ya que son elementos de fácil instalación.
El mecanismo conductor metálico de la clavija está fijado a una carcasa normalizada de plástico rígido. Esta se abre normalmente con mucha facilidad quitando el pequeño tornillo de apriete. Únicamente hay que colocar cada uno de los cables en su borne correspondiente. Los cables de fase (negro, marrón o gris) se pueden colocar indistintamente en cualquiera de los dos bornes de corriente. Pero el cable de toma de tierra (amarillo-verde) hay que colocarlo obligatoriamente en el borne específico.
Mantenimiento y seguridad
- Para evitar riesgos, desenchufe de la corriente los aparatos que no vaya a utilizar a diario.
- Cuando desenchufe un cable no tire de él, hágalo desde la clavija.
- Cada toma de corriente admite una determinada potencia. No conecte un aparato de potencia mayor o podrías provocar un fallo y dañar la instalación.
- Asegúrese primero de que la corriente eléctrica está desconectada antes de manipular cualquier enchufe.

Vía: Leroy Merlin