martes, 2 de mayo de 2017

Blanco interior en Murcia por Dot Partners

El estudio valenciano Dot Partners prestó una especial atención a la integración de los distintos elementos constructivos en la reforma de esta pequeña vivienda, transformando sus interiores en espacios continuos y equilibrados. Las instalaciones, la estructura existente, la iluminación artificial, el mobiliario y las puertas generan en el nuevo piso una composición global unificada, un criterio que, como explica el estudio, tiene muy presente en todas sus obras.

La vivienda se encuentra en la primera planta de un edificio de corte racionalista, construido en la década de los años 60, en una céntrica calle de Murcia, en el entorno de la principal zona comercial de la ciudad. En su estado original, la casa ya presentaba una distribución donde la zona de día estaba claramente separada de la de noche, aunque la compartimentación resultaba excesiva para los 62 m² con los que contaba: el vestíbulo de entrada, el salón comedor y la cocina funcionaban como estancias independientes, a las que sumaba una galería, tres habitaciones y un cuarto de baño.
El nuevo diseño interior ha buscado favorecer la sensación de amplitud, eliminando la tabiquería existente y organizando la distribución del piso solamente mediante paneles pivotantes y correderos, y mobiliario fijo. Este tipo de muebles se ha empleado a su vez para regularizar la superficie del espacio. En el piso actual, la sala de estar, la zona de comedor y la cocina comparten un único ambiente, favoreciéndose de esta manera también el paso de la luz natural en una estancia que sólo cuenta con una ventana. El mobiliario de almacenamiento y el de la cocina han dispuesto en las paredes longitudinales, generando un espacio central despejado, ya que la zona de estar se ubica bajo la ventana.
Por otra parte, la antigua galería tiene una nueva función como cuarto de baño y las tres habitaciones han quedado reducidas a dos mientras el baño original ha pasado a formar parte del dormitorio principal.
Detallan los arquitectos que “el pavimento oscuro de roble ahumado genera el contraste pretendido con los nítidos paramentos blancos, tanto de pintura como de maderas lacadas, y sirve para equilibrar la composición. Al atardecer, la vivienda tiñe sus paredes de dorado con la calidez de la luz artificial.”

Para más información visiten: Dot Partners