martes, 30 de mayo de 2017

Aislamiento para tuberías



El aislamiento de las tuberías de cobre se divide en dos según el objetivo. Las coquillas de espuma, lana de vidrio o de roca aíslan térmicamente las tuberías para evitar las pérdidas de calor o la congelación y optimizar el rendimiento, mientras que los tubos corrugados protegen las tuberías de golpes o de la corrosión por el contacto con los materiales de construcción.

Las claves

El aislamiento térmico de las tuberías y conductos supone un ahorro energético de hasta el 90% con respecto a las instalaciones sin aislar (fuente: IDAE).

El Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios determina el espesor y casos en los que es obligatorio el aislamiento térmico de las tuberías. En cualquier caso, si no fuera obligatorio, siempre es recomendable.

En el caso de las tuberías multicapa no es necesario utilizar aislamiento de tubo corrugado ya que incluyen un revestimiento de polietileno.

Piense en la cantidad de dinero que se puede ahorrar al aislar las tuberías de agua caliente -ya que tardará más en enfriarse-, y de agua fría, especialmente en las zonas donde hay muchos contrastes de temperatura, mucho frío en invierno y demasiado calor en verano. 

Funciones y tipos de aislamiento de tuberías

Existen básicamente dos tipos de aislamiento de tuberías.

Aislamiento térmico. Se trata de coquillas o fundas, normalmente de espuma elastomérica –un tipo de caucho sintético- aunque también pueden ser de lana de vidrio o de roca, así como de espuma de neopreno. 

Este tipo de aislamiento, que mejora el rendimiento al evitar las pérdidas de calor y la congelación, es de uso obligatorio cuando la tubería transporte un líquido en determinadas condiciones:

-A una temperatura menor a la del lugar por el que discurre.

-A más de 40°C en aparcamientos, salas de máquinas, cuartos de contadores, falsos techos y otros lugares no habitables.

El aislamiento térmico también es obligatorio en todas las tuberías instaladas en el exterior de un edificio, de acuerdo a la normativa recogida en el RITE.

• Aislamiento de protección. Tubos corrugados de PVC que evitan el contacto, y consiguiente deterioro, de las tuberías empotradas con el cemento, mortero, yeso y otros materiales de construcción. Además permiten diferenciar las tuberías de agua fría y caliente gracias a sus dos colores: azul para agua fría y rojo para agua caliente. 

Espesor del aislamiento térmico

Los espesores necesarios del aislamiento vienen determinados por el RITE según el diámetro de la tubería y la temperatura del líquido que transporta; influye también el clima de la zona geográfica en al que se viva.

Coquillas: cómo usar

Las coquillas de espuma son las más comunes para el aislamiento térmico de tuberías.

Disponibles en diferentes diámetros y espesores, basta con cortar con un cúter a la medida que necesitamos y hacer un corte longitudinal (algunos vienen precortados). Después de encajar la espuma en la cañería pegamos con un adhesivo específico para sellarla.

Vía: Leroy Merlin