sábado, 27 de mayo de 2017

Aireadores

Los aireadores son pequeñas piezas que se colocan fácilmente en los grifos. Mezclan el agua con el aire pero sin perder el confort ni la sensación de tener la misma cantidad de caudal. Su principal ventaja es el ahorro ya que permiten reducir el consumo de agua hasta un 50%, por ejemplo si en un lavado de manos se consumen por lo general 12 litros de agua, con un aireador disminuiría a 6 litros cada vez.

Las claves

Ahorro de agua: hasta un 50% con los aireadores 
de ahorro de agua. Con ellos, reduce la factura y realiza un consumo más responsable.

Fácil instalación y mantenimiento: se quitan y se ponen fácilmente con la mano. En caso de necesidad puede utilizar una llave multiuso para enroscarlo y desenroscarlo.

Tenga en cuenta antes de adquirirlo si su grifo es macho (M24: el aireador se enrosca por dentro) o hembra (H22: el aireador se enrosca por fuera).

Tipos de aireadores

Existen dos opciones en el mercado: los estándar y de ahorro de agua.
Ambos dirigen el caudal de agua. El aireador de ahorro de agua, además, reduce el consumo de agua hasta un 50% sin perder sensación de caudal gracias a su sistema que mezcla el aire con el agua.
Así, una familia de 4 personas cuyo consumo está estimado en menos de 550 litros/día*, puede ahorrar hasta 170 euros/año (cálculo basado en el precio del agua 1,59**euros/m3, aunque el precio varía según la Comunidad Autónoma).
*Datos medios de 2013 extraídos del Instituto Nacional de Estadística (INE).
**Precio medio del m3 de agua según información de la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS) y la Asociación Española de Empresas Gestoras de los Servicios de Agua a Poblaciones (AGA). 

Criterios de elección
A la hora de elegir el aireador más apropiado para su grifo tendrá que tener en cuenta las siguientes cuestiones:
1. Si el grifo es macho o hembra. Esto dependerá del modo de enroscamiento.
- Macho: si el aireador se enrosca por dentro.
- Hembra: si el aireador se enrosca por fuera.
2. El tipo de grifo donde se va a instalar
- Lavabo
- Bidé
- Ducha
- Fregadero: hay para grifos normales o para aquellos con mangueras orientables o flexibles.
- Manguera
Aireadores especiales
No todos los grifos son iguales ni los usuarios presentan las mismas necesidades. A continuación le explicamos las opciones especiales que podrá encontrar en el mercado:
- Aireador con sistema start-stop: dispone de una pequeña pieza que, al presionarla, abre el paso del agua o lo cierra con un solo clic sin tocar la maneta del grifo. Muy útil en el fregadero o en lavabo para tareas como lavarse los dientes.
- Aireador flexible: dispone de una manguera flexible. Indicado para grifos de cocina flexibles.
- Aireador de pequeño diámetro: válido para grifos cuyo diámetro sea inferior al estándar.
- Aireador para grifos sin rosca: incluyen un adaptador para que pueda instalar el aireador cómodamente.

Fácil instalación

Los aireadores no necesitan instalación profesional ni cambio de grifos o cabezales de ducha. Para ponerlos y quitarlos tan solo necesita una llave multiusos que le ayude a enroscarlos y desenroscarlos con mayor precisión.

¿Dónde instalarlo?

- En lavabos, bidés y fregaderos: se colocan en sustitución del filtro o atomizador que viene ya en el grifo.
- En duchas: se coloca entre el flexo de ducha y el mango.
- En mangueras: se coloca entre la salida de agua del grifo y la manguera.
Un buen mantenimiento
Con el uso, los aireadores acumulan partículas o arenillas que se incrustan y no les permiten funcionar correctamente.
Es el momento de extraerlos y limpiarlos sumergiéndolos en vinagre o cambiarles el filtro. Puede desenroscarlo con la mano y/o con la ayuda de una llave inglesa.
Los aireadores son una buena opción para reducir el consumo del agua.

Vía: Leroy Merlin