domingo, 14 de mayo de 2017

Accesorios de baño para hostelería

Los baños en oficinas, bares, restaurantes u otros comercios, necesitan estar dotados de accesorios resistentes y con buena capacidad para espaciar los recambios (de jabón o papel higiénico).
Dispensador de jabón (líquido, en gel o en espuma)
Al presionar un botón sale una dosis de jabón.
• Los hay individuales o con varios depósitos (compartimentos) para un uso simultáneo por parte de varias personas. Si el depósito no está a la vista, la carcasa incorpora un pequeño visor para poder reponer el jabón antes de que se acabe.
Los depósitos suelen tener una capacidad de 450 a 1.000 ml (1 litro).
• Los dispensadores se atornillan a la pared, aunque hay modelos que también dan la opción de 
fijarlos mediante una cinta (o almohadilla) adhesiva.
• Para reponer el jabón, en la mayoría de los casos hay que levantar la carcasa que protege el o los depósitos. Algunos modelos, sin embargo, incluyen una práctica trampilla en la parte superior para un llenado más fácil.
Secador de manos o dispensador de toallitas
Son dos opciones válidas. La ventaja del secador es que no necesita reposición de insumos ni genera residuos (las toallitas usadas). Sin embargo, necesita una toma eléctrica.
• Hay dos tipos de secadores de manos: manuales (el usuario debe presionar un botón para ponerlo en marcha) y automáticos. Estos últimos llevan un sensor que, al detectar la presencia de las manos, se pone en marcha automáticamente.
• Si se coloca un dispensador de toallitas, hay que contar también con una papelera de gran capacidad.
Portarrollos de papel higiénico
Los utilizados en hostelería alojan en su interior rollos de papel higiénico industrial (de 120 a 400 m de largo). Además de proteger el rollo favorecen un uso más racional, evitando así desperdiciar el papel.
• Estos portarrollos suelen tener un sistema de cierre para impedir el robo del papel.
Papelera
Las hay de diversa capacidad y material. Lo habitual es que tengan un sistema de apertura fácil: con pedal, tapa abatible, Push… Las que llevan sensor incorporado se abren automáticamente al acercar la mano. Necesitan pilas para su funcionamiento.

Vía: Leroy Merlin