sábado, 15 de abril de 2017

Tornillos

El tornillo es uno de los accesorios de fijación más comunes, pero no todos los tornillos sirven para todos los usos. Por eso es tan importante elegir el tornillo adecuado para el trabajo que se vaya a realizar y el material sobre el que se va a colocar.
En resumen

Hay una gran variedad de tornillos, por lo que es imprescindible elegir el más apropiado para la fijación que se va a realizar.


El tipo de unión y la clase de soporte en el que irán anclados determinará el tamaño, el material, la forma y el modelo de cabeza del tornillo a seleccionar.

El tornillo es un elemento básico para fijar las piezas de un objeto, de modo que facilite el montaje y desmontaje. La carga que va a soportar el tornillo en la fijación es superior a la de los clavos, por ello es más importante saber elegir el más adecuado.

Habitualmente los tornillos convencionales van asociados a tacos (elemento que presiona con la estructura concreta al introducir el tornillo).

Los tornillos tienen dos partes:

1. La cabeza. Es la parte superior, sobre la que se apoyará la herramienta para apretar (ya sea destornillador o llave).
2. El vástago. A su vez puede tener dos partes: una 
lisa llamada caña o cuello; y otra que es el tramo final o parte roscada.

Para elegir el tamaño del tornillo (la longitud del vástago) debe saber el grosor de las piezas que quiere unir.

Clases de tornillos por su material

Debe escoger el tornillo del material que corresponda al uso al que va destinado. Pueden ser:

Metálicos. Son la mayoría y los más resistentes.
- Los tornillos de acero inoxidable se usan para montajes que requieren una alta resistencia a la humedad.
- En el exterior también se recomienda usar los tornillos de acero inoxidable.
- Los tornillos de acero cromado Cr3 son menos contaminantes que los tornillos convencionales, que son los bicromatados o Cr6 tóxicos para el medio ambiente.
- Los tornillos de acero latonado pueden dejarse a la vista porque son más decorativos.
• De plástico. Comúnmente utilizados para labores de fontanería porque no se oxidan.
• De latón. Se utilizan mucho para trabajos sobre madera y montajes decorativos.
Los tornillos se encuentran a granel (para que escoja solamente la cantidad de tornillos que necesita); en bolsas o pequeños estuches (con una selección de los tornillos más recurrentes); y en cajas con mayor número de tornillos pensadas para grandes obras.

Consejos
La madera es delicada frente a la acción de los tornillos por eso le aconsejamos:
- Antes de introducir el tornillo, taladre un agujero un poco más estrecho que el grueso del cuerpo del tornillo. A continuación ya puede anclar el tornillo.
- Raspe la rosca del tornillo con una pastilla de jabón para que actúe de lubricante y la madera no se astille al meter el tornillo.
- Utilice tornillos de calidad con punta partida y fileteado cortante especiales para que no astillen la madera.
Precisamente para evitar que la madera se astille existen diferentes tipos de tornillos y calidad:
+ Tornillos con la cabeza lisa y la rosca homogénea. Son los tornillos convencionales para aglomerado.
+ Tornillos con la punta partida que mejora el ensamble y no astilla la madera. Se caracterizan por tener la cabeza con estrías que permiten que no se aflojen con el uso y el paso del tiempo.
+ Tornillos con la punta cuadrada de modo que abre la fibra de la madera sin romperla. Su perfil ondulado, afilado evita astillar la madera. La rosca se prolonga hasta la cabeza lo que permite una mejor penetración en la madera.

Tornillería métrica

Se llama tornillería métrica a aquellos tornillos que se encargan de unir dos partes que requieren de arandelas o tuercas. Son incompatibles con el uso de tacos.

Por lo demás, siguen la misma clasificación que los tornillos explicados anteriormente. Por ejemplo, se usan los de cabeza hexagonal para aquellas superficies de difícil acceso para enroscar la tuerca mediante una llave.

Microtornillería

La microtornillería la componen los tornillos de medidas muy pequeñas. Se emplea para reparar o fabricar dispositivos electrónicos, informáticos y material de modelismo.

Vía: Leroy Merlin