domingo, 23 de abril de 2017

Seguridad infantil

Hay gran cantidad de elementos habituales en las viviendas que suponen un riesgo para los menores. Por eso, cuando se tienen niños la prioridad es protegerles y garantizar su seguridad al máximo. Existen productos de seguridad específicos para cada zona de la casa. Si no sabe cuál elegir, hay kits completos con todo lo necesario para todas las circunstancias.
Protectores de enchufes
Los enchufes suponen un riesgo para los niños por ser muy atractivos para ellos y por estar a una altura accesible. Por eso, es imprescindible colocar protectores en todos los enchufes que estén a su alcance. Colóquelos sin que el niño le vea para que no descubra cómo poder quitarlo.
Existen de varios tipos:
- Protectores giratorios: son aquellos que no hace falta sacarlos para poder conectar un enchufe.
- Protectores que se colocan a presión sobre la toma de corriente.

Protectores de ventanas, puertas y cajones
Existen cierres específicos que actúan como topes de seguridad para que los niños no se pillen los dedos, ya sea abriendo los cajones de los armarios, muebles, las puertas o las ventanas. Existen diferentes modelos en función de tipo de puerta (abatible, corredera…).
También puede elegir la llave magnética: para ello tiene que colocar con tornillo, habitualmente, el elemento por detrás de la puerta o cajón. De este modo, el cajón o la puerta estarán cerrados en todo momento. Para abrirlo tendrá que poner la llave magnética sobre la superficie y permitirá que se desbloque el elemento de detrás y pueda abrirlo.
Tampoco debe olvidar colocar protectores encajados en la parte de las bisagras de puertas y ventanas.
Otro tipo de protectores se instalan de forma sencilla, ya sean pegados o atornillados al interior del cajón o mueble, o también colocados en el exterior de los mismos, en las asas o pomos de puertas y armarios para evitar su apertura.
Por otro lado, no olvide colocar seguros de apertura o cierres de seguridad para armarios, electrodomésticos o tapas del baño para que no puedan abrirlos ellos solos, evitando así que se pillen los dedos. Se colocan igual que los protectores anteriormente mencionados (los que se ven en la primera imagen). Estos protectores son especialmente imprescindibles en aquellos rincones donde se guardan productos tóxicos como el botiquín, los productos de limpieza del hogar o las bebidas alcohólicas.
Protectores de esquinas
Las esquinas son peligrosas para los niños. Los protectores amortiguan los golpes contra ellas en las paredes y muebles de la casa. Están fabricados en espuma, PVC o caucho. Los hay: autoadhesivos; pensados para pegarlos con cola en las esquinas de las paredes; y otros, listos para encajarlos a presión en el borde de la esquina.
Los hay de colores variados y medidas diferentes para encajar solo en el pico de una mesa, por ejemplo, o en toda la esquina de una pared, armario o mueble.
Sujeciones
Hay todo tipo de anclajes o correas de sujeción para aquellos muebles o elementos susceptibles de poder caerse, como una correa antivuelco para atar el televisor a la mesa sobre la que está colocada.
Los niños juegan con todo lo que se pone a su paso y las cosas que cuelgan les llaman mucho la atención. Para evitar tentaciones y riesgos coloque enrollacordones en las cortinas, estores o persianas para evitar que lleguen a alcanzar el cordón e impedir estrangulamientos y tropiezos con él.
Otra opción es instalar estores autofrenados (plegables o enrollables). Se trata de estores sin cordones ni cadenas. Lleva una pequeña cuerda que, una vez instalado el estor, se ajusta a la medida deseada y queda oculta detrás de la cortina.
La instalación de estos estores enrrollables o de autofrenado es muy sencilla, solo hay que colocar la guía y en tres sencillos clicks ya está el estor instalado. Es una opción cómoda y muy original, ya que los puede personalizar. Además, una vez colocado, sólo queda ajustar el cordón a la altura necesaria y cortarlo.
Protectores en el baño
Recuerde desenchufar todos los aparatos eléctricos después de usarlos y no tener ninguno cerca de las zonas de agua como la ducha o bañera y lavabo.
No olvide colocar elementos antideslizantes en la bañera o en la ducha. Este tipo de accesorio existe en múltiples acabados, algunos de temática infantil especialmente pensados para los niños.
También existe un elemento que funciona como una especie de funda para recubrir el grifo de la bañera y evitar, así, los golpes en la cabeza mientras se bañan los niños.
¿Y en la cocina?
La cocina es uno de los lugares más peligrosos para un niño. Elementos cortantes, calientes y pesados están distribuidos en toda la estancia.
La cocina, además de tener muchas puertas y cajones, que hay que acondicionar para que no puedan ser abiertos por ellos, hay electrodomésticos que desprenden calor.
Se recomienda tener una vitrocerámica de inducción porque no quema, ya que está preparada para que solo caliente los objetos ferromagnético. También existen protectores de los mandos de la cocina, ya sea de gas o eléctrica. Pese a ello, le aconsejamos que al cocinar ponga el mango lo más cerca de la pared y no hacia afuera, donde más accesible estaría.
Refuerce la seguridad de la cocina colocando sujetamanteles en el mantel de la mesa. Evita que pueda tirar de él y que le caigan objetos encima.

Garantiza una protección total en el hogar

Además de estos ejemplos, la seguridad en una casa va más allá. Radiadores, escaleras, bombillas, cristales, grifos, chimeneas... muchos elementos habituales en su casa suponen un riesgo para los más pequeños de la familia. Acondicione las diferentes parte de su vivienda para evitar todos los peligros y tener una casa 100% segura para sus hijos.

Vía: Leroy Merlin