sábado, 1 de abril de 2017

Reformar un piso: todo lo que debe saber antes de comenzar

Todos hemos pensado alguna vez en reformar alguna estancia de nuestra casa, o por qué no, reformarla por completo. Actualmente, blogs, revistas de decoración… nos muestran lo maravillosos que podrian quedar nuestros hogares, pero en el momento de ponerse manos a la obra no sabemos por donde empezar. Le ayudo a reformar su piso y le cuento todo lo que debe saber antes de comenzar.
Tenemos que tener en cuenta varios puntos:

Conozca sus deseos y necesidades. Es una fase de investigación, de elegir y descubrir, de seguir tendencias y de aplicarlas a nuestros espacios para descubrir si es lo que necesita nuestro hogar.

Le pueden ayudar a definir su estilo los blogs, las revistas de decoración y los tan famosos programas de televisión. Estas ideas serán los cimientos de su futura reforma. Hay que construir los espacios basándose en nuestras necesidades, en como nos gustaría vivir y en como la reforma nos hará la vida mas fácil y confortable. Piense en el espacio, aproveche cada metro cuadrado sin desaprovechar nada y evite espacios muertos. Un rincón inutilizado puede convertirse en un espacio de almacenaje.

Elija profesionales cualificados. 

No importa el tamaño de la reforma, busque 
siempre la calidad del trabajo bien hecho y la seguridad de un profesional. En una reforma pueden surgir imprevistos, por ello es importante que el personal que esté trabajando en nuestro hogar tenga un seguro de responsabilidad civil. Exija siempre un contrato de obra para evitar futuros malentendidos y, por supuesto, solicite siempre las facturas con IVA, documento necesario para pedir ayudas, deducciones o reclamaciones. 

Fíjese un presupuesto. 

Debe conocer el dinero con el que contamos para la reforma. Poner un límite y no pasarnos nunca de ahí. Debe tener en cuenta también posibles imprevistos: por muy bien planificada que esté la obra, siempre pueden aparecer los llamados “vicios ocultos” que son aquellos desperfectos que no se aprecian hasta comenzada la obra porque no se aprecian a simple vista y no estaban contemplados en el presupuesto inicial.

Permisos y licencias. 

Antes de comenzar ningún tipo de obra, es necesario avisar a nuestros vecinos de las obras a acometer. Es recomendable informar de horarios, plazos y asegurarnos que no afecta las zonas comunes del inmueble. También dejar una persona de contacto por si surgiese algún imprevisto.

Si la reforma fuese una obra mayor, además, hay que presentar un proyecto en el ayuntamiento. En algunas localidades, cualquier tipo de reforma precisa una licencia o por lo menos un comunicado. Es recomendable informarse siempre en nuestro ayuntamiento.

Consulte posibles ayudas y deducciones fiscales. Existen ayudas concedidas por las comunidades autónomas para las reformas de viviendas de más de 12 años de antigüedad que cumplan algunos requisitos: se eliminen barreras arquitectónicas, mejoras de aislamiento. Lo mejor es informarse en la consejeria de vivienda de nuestra comunidad autónoma.

También podemos beneficiarnos de alguna ayuda de las llamadas “plan renove” que impulsa el Ministerio de Industria para la mejora de la eficiencia energética. Para saber si cumplimos los requisitos debemos dirigirnos a la consejeria de economía.

Actualmente, las personas que realicen reformas o renovaciones en su vivienda de uso particular, pueden disfrutar de un tipo de IVA reducido si cumplen determinados requisitos.

Revisión fin de obra. 

Una vez finalizada la reforma, hay que revisar bien los remates, instalaciones y acabados para comprobar que todo funciona correctamente. Solamente tras este paso, podremos firmar nuestro fin de obra y empezar a disfrutar de nuestra reforma.

Vía: Leroy Merlin