jueves, 20 de abril de 2017

Pletinas y escuadras de ensamblaje

Para cualquier proyecto de bricolaje existen piezas que fijan, anclan, ensamblan y sostienen con firmeza todo tipo de estructuras. Los clavos, los tornillos, las escuadras, los pernos o las placas serán sus aliados. Conozca para qué le puede servir cada uno.
Criterios de elección
En función de las necesidades de bricolaje (montar muebles, colgar aparatos, unir piezas, reforzar otras…) deberá de escoger su herraje idóneo.
Para colgar
- Cintas perforadas: cintas de acero galvanizado agujereadas que se utilizan para sujetar tubos de PVC o metal, en horizontal o vertical, para instalaciones suspendidas, eléctricas, para sujetar tuberías de suelo radiante, etc. Las hay con distinto diámetro del agujero.
- Kits de armario: indicados para colgar armarios a la pared. Los encuentra compuestos por dos placas y un soporte o por una escuadra y un soporte más los tornillos necesarios.
Para anclar, fijar y reforzar estructuras
- Escuadras: sirven para reforzar y fijar distintas estructuras. Las encuentra:
o Planas: para la fijación o unión de tableros o para montar muebles.
o En ángulo: para reforzar encimeras o baldas.
o Con nervio: para anclar muebles a la pared.
o Invisibles: Sirven para ensamblar baldas, armarios, tableros, encimeras… su particularidad es que quedan escondidas.
Este grupo es capaz de soportar hasta 60 kilogramos de peso.
o Perforadas: ofrecen un refuerzo mayor al tener más puntos de apoyo. Se utilizan sobre todo en proyectos de jardín para estructuras pesadas.
o Perforadas reforzadas: son las que mayor resistencia dan. Para fijar estructuras pesadas.
o Para estantes y tableros: específicas para el anclaje de los mismos.
Este grupo es capaz de soportar hasta 200 kilogramos de peso.
- Soportes: se utilizan para anclar vallas, balaustres o postes de madera. Están fabricados en acero galvanizado y pueden colocarse de dos maneras:
o Atornillados a la pared: son los de apertura variable o inversos.
o Anclados al suelo: con un soporte metálico en forma de L o de U y una vástago de acero para anclar al suelo. El anclaje se puede hace con mortero de obra, embebido en el hormigón o con taco químico. Son muy habituales para anclar postes.
El grosor de la madera a ajustar y dónde va colocado determinarán cuál escoger. Encuentra soportes de 20, 30 y 40 cm de grosor más los de apertura variable, en la que encaja la pieza de cualquier tamaño.
- Tornillos y tuercas: Los tornillos y las tuercas son los elementos clave y más utilizados en cualquier tarea de bricolaje. Los tornillos sirven para ensamblar, para unir módulos, también para fijar bisagras, etc. Por su parte las tuercas aseguran la fijación de los tornillos. Son las piezas con forma hexagonal que cuentan con un orificio central por el que pasa el tornillo. Ese orificio será de 6, 8 o 10 cm de diámetro.
Para unir
- Pernos: se utilizan, sobre todo, para la unión de piezas metálicas como chapas de metal, aunque también sirven para piezas de madera.
- Placas: son elementos de unión entre piezas. Las hay planas, planas con forma de escuadra, con forma de T, perforadas, angulares… Escoja la que más se adecúe a su proyecto en función de las necesidades de unión y el peso que tenga que soportar el herraje.
Las planas y planas con forma de escuadra son las más utilizadas.
- Uniones excéntricas: se utilizan sobre todo como sistema de unión de piezas de mobiliario (montar zapateros, estanterías de madera…).
Las hay de plástico, PVC y aluminio, siendo las de aluminio las más resistentes y las de plástico las más indicadas para mobiliario de pequeñas dimensiones como armarios de cocina.
Son muy sencillas de instalar. También puede encontrar un sistema de unión entre piezas de madera que combina pernos y excéntricas, muy utilizado en el ensamblaje de muebles modulares.
Tenga en cuenta que...
Las dimensiones de las tablas a ensamblar o reforzar, así como el peso que deban de soportar después influirá en la elección de un herraje u otro de mayor o menor tamaño. Las escuadras perforadas son más resistentes ya que pueden fijarse con más puntos de apoyo y las reforzadas son las que más resistencia ofrecen.
En caso de necesitar más de un herraje en un mismo tablero es aconsejable colocarlos en espacios de 30 a 40 cm.

Vía: Leroy Merlin