jueves, 20 de abril de 2017

Perfiles

Un perfil es una barra de diferentes materiales cuya sección transversal nos define la forma del perfil y puede ser de diferentes tipos: liso, en ángulo, varilla, en forma de U, de tubo… En función del material y de la forma, los perfiles tienen diferentes usos para realizar numerosos trabajos en casa y aportar un estilo personal al hogar.
Las funciones generales de los perfiles son servir de soporte o sostén, para panelar, para enmarcar papelería, en guías correderas, como elemento de remate en esquinas y de decoración (cocinas, estanterías, mobiliario…).
Los perfiles se diferencian en función de la forma (también llamado perfil), la longitud, el grosor, el material con el que estén hechos; todos esos aspectos determinan su uso.
Las claves para elegir bien un perfil depende principalmente del uso que se le vaya a dar, pero independientemente de eso se deben tener en cuenta otros aspectos como el espesor de la lámina que forma el perfil. El espesor elegido le dará la solidez a la estructura. Y el acabado: si es decorativo, si es una lámina que puede despegarse o es el propio material el que le otorga el remate estético final.
Tipos de perfiles según su uso
- Como elemento de decoración, como por ejemplo como embellecedor de puertas. En estos casos el acabado es el más importante a tener en cuenta en la elección del perfil.
- Perfiles para ensamblar: Hacen de conectores entre dos superficies.
- Los perfiles también cumplen una función de protección y seguridad tanto para las personas como de los muebles, por ejemplo como elemento protector esquinero (para proteger y decorar las zonas con aristas) y protector de puertas o suelos. Asimismo, los perfiles pueden usarse como parte de la estructura de los bastidores y como refuerzo de muebles y objetos.
- Además se destinan perfiles a la ordenación cuando se emplean para instalar estanterías, armarios, guías correderas, etc.
- Una de las funciones más extendidas de los perfiles es la de servir de unión y separación de suelos. Se pueden emplear perfiles en diferentes rincones de la casa.

+ Para salvar las diferencias de altura entre de distinto material, de modo que se consigue equilibrar y nivelar el pavimento de su hogar.

+ Cuando se ha instalado un nuevo revestimiento de suelo. En estos casos el perfil cumple una función de transición porque junta la dilatación que une diferentes tramos de suelo entre habitaciones o para colocar en los rincones donde se acaba el suelo (por ejemplo, la salida a una terraza).

+ Para rematar los frontales de los peldaños de una escalera para proteger el filo de los escalones de las escaleras (mamperlán), y para conseguir un complemento decorativo que otorgue un acabado perfecto (contrahuella).
Tipos de perfiles según su material
El material del que están hechos los perfiles condiciona su uso y pueden ser de acero inoxidable, de aluminio, de PVC, de hierro, de madera
- PVC. Este material destaca por su durabilidad, por su resistencia eléctrica, a la rotura por impacto, por su flexibilidad. Es aconsejable que el material sea de calidad para que no amarillee con el paso del tiempo y el uso. Normalmente se usa para acabados (ya que puede imitar todo tipo de maderas y puede ser pintado en diferentes colores), protección y revestimiento, arreglos (guía, carril y unión).
- FIBRA DE VIDRIO. Es un material que pesa poco, es incombustible, soporta altas temperaturas y resistente a la tracción. Se usa en elementos de acondicionamiento exterior, para reparaciones, modelismos y juegos.
- ACERO INOXIDABLE. Es un material resistente al desgaste y a la corrosión, de ahí que pueda usarse tanto para acondicionamiento interior como exterior.
- ACERO. En general son los perfiles más robustos, los que soportan más peso y los más fáciles para soldar. Es interesante que estén tratados contra la oxidación con una capa de barniz transparente que permite la soldadura y que no emita gases tóxicos. A su vez, hay distintos tipos de aceros:

+ Acero galvanizado: Recubierto de hierro y cinc que le otorga una mayor protección contra la corrosión, la abrasión y una mayor durabilidad.

+ Laminado en caliente: Tiene una resistencia muy alta al desgaste y al impacto y una excelente soldabilidad. Este tipo se usa en labores de renovación, creación de armaduras y bastidores, acondicionamiento exterior y armazones de hormigón.

+ Laminado en frío (acero frío): Se caracteriza por su flexibilidad, alta calidad superficial, excelente conformabilidad. Por eso se emplea para suelos metálicos, tuberías, vallas y rejillas, bastidores, como armadura de estructuras de estanterías y acondicionamiento de roperos.

+ El acero estirado es un material macizo y resistente, de superficie fina, que se aprovecha en cerrajería, ensamblajes ligeros, mecanismos de precisión.
- ALUMINIO. Los perfiles de aluminio pueden ser de diferentes tipos:

+ Bruto: Es ligero, maleable, reciclable y se emplea en decoración, protección y soportes.

+ Anodizado: Es resistente a la abrasión, al desgaste y a la corrosión (no se oxida). Apenas requiere de mantenimiento porque no se ensucia. Estos perfiles valen para la decoración, para hacer estructuras ligeras, acondicionamiento y como refuerzo de protección.

+ Galvanizado: Para que no se oxide y resista más en la intemperie y a los impactos. Por ejemplo, las estructuras de cubiertas de piscinas se fabrican, en su mayoría, con perfiles de aluminio, por ser un material muy ligero y resistente.
- LATÓN. Es una aleación de cobre y cinc. Material macizo, resistente, muy dúctil, de superficie fina. Se emplea en ensamblajes ligeros, mecanismos de precisión.
- MADERA. Son de los más decorativos de todos. Suelen ser los usados para las terminaciones de los suelos.
- ADHESIVOS. Los hay planos, inclinados y redondeados para adaptarse a cualquier superficie. Se caracterizan por la facilidad de su colocación.
Tipos de perfiles según su forma
Los tipos más comunes son:
- Plano (son pletinas de diferentes espesores y longitudes y sirven para unir y rematar).
- Angular o en L (muy usado en cubiertas, también como soporte de muebles, barras, marcos y, en general, en ferretería y estructuras secundarias).
- En U (se usan para uniones de muebles y remates de cantos/aristas).En doble U se emplean para guías correderas y para unir paneles).
- En T (se coloca para unir dos superficies). En doble T (como refuerzo o cualquier uso que requiera gran resistencia).
- Tubular cuadrangular.
- Tubular triangular.
- Tubular redondo.
- Cuadrado macizo.
- Sujetapapeles.
- De varilla.

¿Cómo unir perfiles?

La unión entre perfiles de acero puede realizarse mediante soldadura. Es la unión más frecuente y es una unión permanente, por lo que solo se emplean en los elementos que van a permanecer siempre fijos. Asimismo se puede hacer mediante remaches y también quedarían los perfiles unidos permanentemente.

Otra opción es unir perfiles mediante tornillos. Es la alternativa usada en casos de estructuras desmontables o que van a ser trasladadas.

También existen perfiles que se colocan por medio de un adhesivo o autoadhesivo. Uno de los ejemplos más claros de este sistema son los perfiles para suelos o esquineros de paredes y vigas. Destaca por la sencillez de su instalación: basta con fijar el perfil sobre el suelo con el adhesivo de contacto, presionar y esperar a que pegue.

Vía: Leroy Merlin