jueves, 6 de abril de 2017

Cómo barnizar la madera

El barnizado es un proceso que se aplica sobre la madera para protegerla y cuidarla del ambiente, logrando que no sufra el deterioro natural por el paso del tiempo, sobre todo para maderas y muebles de exterior.
A su vez el barniz también se utiliza para la decoración y dar un mejor acabado (brillante o mate) a los trabajos de carpintería que se hacen sobre la madera.
Los muebles, mesas, sillas, puertas y marcos de madera generalmente llevan una terminación de barniz para su protección, en caso contrario podemos barnizar la madera nosotros mismos.
Dependiendo del tipo de superficie sobre la cual se va a realizar el barnizado va a ser el tipo de barniz que se vaya a usar y sus aplicaciones.

Consejos para barnizar la madera
En el caso de las maderas nuevas que aún no han recibido ningún tipo de tratamiento, le aconsejamos someterla a un proceso de lijado, para de esa manera dejar la superficie completamente lisa y pronta para trabajar sobre ella.
El lijado siempre se debe efectuar siguiendo la “veta” de la madera y usando lijas especiales de madera para evitar trabajar en exceso y dañar la superficie.
Una vez que está pronto este primer paso se debe quitar todo el polvo con un cepillo o un trapo apenas húmedo, para luego aplicar la primera mano de barnizado.
El barniz se puede diluir con un poco de aguarrás y luego se aplica con un pincel o rodillo, dependiendo el tipo de superficie sobre la que se trabaja.
Este material demora en secar aproximadamente 24 horas y una vez que la madera lo asimiló completamente le daremos una segunda mano, para así lograr una textura totalmente uniforme.
Si la madera está usada y en mal estado debemos quitar el barniz que se le puso en su momento, procedimiento que se puede realizar mediante un lijado o a través del paso de líquido quita pintura.
Luego de esto la madera ya está pronta para barnizar de la misma manera que si fuese una madera nueva.
En el caso de la madera usada pero en buen estado alcanza con lavarla con un poco de detergente y lijarla levemente, se trata de un lijado superficial previo al barnizado.
Ventajas de barnizar la madera con barniz en spray
El barnizado hecho con spray tiene muchas ventajas por sobre el barniz tradicional.
Al no tener que usar pincel se logra una terminación perfectamente uniforme, sin dejar marca alguna del “trazo”.
El barniz en spray es de muy fácil aplicación y se amolda a cualquier superficie compleja, y al igual que el barniz convencional se vende en todas las variantes:

brillante
mate
semi mate
satinado
de colores

En cuanto a su precio es un poco más caro que el que se usa para el barnizado común, pero la diferencia no es tan grande y la comodidad y limpieza que se logra es muy superior.

Vía: BricoBlog