jueves, 6 de abril de 2017

Alfombras superpuestas: la última moda en decoración

Una de las últimas tendencias en decoración, que se está abriendo paso gracias a la insistencia de algunos de los mejores interioristas del mundo, tiene que ver con un textil tan amado como lo son las alfombras, expertas en dar calidez a cualquier espacio con su simple presencia.
En esta ocasión no hay que poner el acento en el tamaño, la composición, las formas o el diseño. Aquí lo que realmente importa es la disposición de las alfombras, ya que la moda que nos ocupa en este artículo destaca por el hecho de apostar por una superposición que puede tener múltiples fines.

Jugando a trazar divisiones

Uno de esos fines es el de delimitar espacios. Colocando alfombras superpuestas es como si estuviera dibujando áreas que separan ambientes. Es especialmente recomendable en estancias de un tamaño considerable, como por ejemplo el salón o el comedor. Hacerlo en una habitación, si su tamaño es inferior a los 10 metros cuadrados, no es una buena idea. Por lo menos no lo es si el objetivo que se persigue es el de definir distintas zonas como podrían ser las de estudio, juego y descanso en un dormitorio infantil.

No todas las mezclas valen

Sobre lo de mezclar estampados y tejidos no hay nada escrito. Que arriesgue más o menos dependerá de su personalidad y del resto de la decoración. Si se decanta por un estilo poco recargado y sereno como lo es el nórdico, no le conviene superponer una alfombra persa con una de patchwork de colores vivos, por decir algo.

Un ejemplo muy friki

Si busca inspiración, además de encontrarla en las fotografías que puede encontrar en esta entrada, le recomiendo echar un vistazo a la serie ‘The Big Bang Theory‘. No va sobre el mundo de la decoración, desde luego, pero en el salón de Sheldon y Leonard (o tal vez debería decir Penny y Leonard) hay un par de alfombras justo debajo del sofá. Como puede comprobar a continuación, una es grande y de color azul, mientras que la otra es más pequeña y con motivos persas.

Alfombras distintas y alfombras iguales

La clave, en mi humilde opinión, está en encontrar alfombras de colores complementarios que sean lo suficientemente diferentes como para que destaque la combinación. Eso sí, también hay quienes prefieren emplear varias alfombras del mismo modelo como en otra imagen. Es menos arriesgado y viste mucho, aunque algún gracioso le preguntará si no tenían una alfombra más grande.

Para terminar, me gustaría aclarar que esta moda no es del todo nueva. En el pasado ya se jugaba con lo de colocar unos textiles encima de otros, si bien es cierto que pasó a la historia y no ha vuelto hasta ahora. ¿Para quedarse mucho tiempo? Veremos…

Vía: Decorablog