miércoles, 22 de marzo de 2017

Una segunda vivienda moderna, funcional y confortable en Barcelona

Hoy entramos a inspirarnos en una segunda residencia ubicada en el barrio del Ensanche de Barcelona. Se trata de una vivienda para una persona que, por trabajo, pasa tiempo en la ciudad Condal y que por lo tanto quiere algo funcional, pero también acogedor y confortable. La reforma ha sido realizada por Xavier Castellnou y en ella Arclinea Barcelona ha diseñado y ejecutado la cocina.
La mayor peculiaridad de esta casa, es que no se trata de una vivienda habitual y sin embargo eso no le resta confort y sin embargo sí le suma probablemente un punto de funcionalidad que a veces echamos de menos en muchos hogares. La cocina, conectada con una terraza, tiene en la casa especial protagonismo. Se trata de un espacio abierto con pared de ladrillo pintada en blanco y el techo con vuelta catalana, con vigas de madera vistas y un aire de estilo industrial.
Para la cocina, que pueden ver en las fotos, el propietario seleccionó el modelo Gamma Laminado en color Graffite de Arclinea, sencillo pero también muy elegante. Su práctico e invisible sistema de apertura con el tirador Gola, junto con sus acabados lisos, hacen que este modelo resulte muy funcional e interesante a nivel estético.
La cocina abierta al salón–comedor está distribuida en forma de L. A mano derecha, según se entra, se encuentra el área de columnas y almacenaje y al otro lado se ubican las áreas de lavado, preparación y cocción. Integrados en el mobiliario destacan el frigorífico y el horno de acero inoxidable, ambos de Neff. En la zona de cocción la encimera de Silestone Gris Expo incorpora una placa de inducción de tres fuegos también de Neff y a continuación se encuentra la zona de fregado con una cubeta encastrada con grifo y dispensador de jabón de Blanco.
Aún siendo una segunda residencia, no se han olvidado en ella de ningún detalle, incluye hasta vinoteca de Whirlpool y campana de techo con iluminación LED, Pure Line de Novy, detalles que suman elegancia al espacio.
Llama la atención que el suelo de madera es una constante en todo el piso, tanto en el espacio interior como en la terraza y también se mantiene la línea industrial al combinar paredes enyesadas con enladrilladas blancas y oscuras.
La terraza cuenta además con ese macetero rectangular en el que se pueden plantar diversas especies vegetales, que es un detalle sencillo, pero que proporciona una sensación muy agradable al propio espacio y al conjunto de la vivienda.
Por otro lado la habitación, junto con un pequeño estudio, corresponde a la parte más sombría del piso. Las paredes están enyesadas en blanco para optimizar el aprovechamiento de la luz que la ventana y la puerta de la terraza aportan al espacio, ya que la terraza tiene acceso tanto desde la cocina, como desde el propio dormitorio.
A veces no vemos en los pisos pequeños las posibilidades que realmente tienen y, una vez más, queda demostrado que con una buena planificación de distribución y elección de mobiliario se pueden conseguir resultados excelentes.

Para más información visiten: Arclinea Barcelona
Vía: Decoesfera