lunes, 27 de marzo de 2017

Philippe Starck reinventa la silla de director.

Después de haber dado forma a muchos de los iconos del diseño de los últimos 30 años, Philippe Starck ha dejado claro que no se le resiste nada. Si hace unos meses se abstraía de lo material para presentarnos una gama de perfumes, o se atrevía con el teléfono del futuro ahora reaparece de la mano de una pieza legendaria hollywoodiense de finales del siglo XIX, recuperándola y claramente mejorándola.
El diseñador francés se ha tomado la licencia de recuperar icono y ejemplo de buen diseño industrial y reeditarlo para la firma italiana Magis.
El diseño de la clásica silla de director, elogiada por su ligereza y practicidad a la hora de guardar, montar y transportar fue bien acogido en los hogares como diseño de exterior: útil por su cero complejidad a la hora de guardarlo por estaciones y su resistencia a la intemperie. Dada la versatilidad del diseño, no es de extrañar que Starck se haya fijado en él a la hora de hacer su reedición.

El diseño de Starck continúa con las líneas simples y la estética clásica-elegante pero llevado a su terreno personal, otorgándole a la pieza cualidades tecnológicas. En el modelo Stanley de Starck la estructura de tijera cruzada deja atrás la madera para convertirse en polipropileno reforzado con fibra de vidrio, así como el tejido del asiento y respaldo abandonan la loneta para hacerse más fuertes contra sol y lluvia gracias a una tela técnica de alto rendimiento. Según el propio Philippe Starck: “La elegancia de la alta tecnología nos permite redescubrir la atemporalidad de la silla de director”. Y no es para menos, ya que gracias a su diseño y a la apuesta tecnológica de Magis, la silla Stanley es la primera silla plegable que ha pasado con nota las pruebas de resistencia más rigurosas tanto europeas como americanas.
Tanto por su belleza y sencillez como por su resistencia, seguramente no será de extrañar que en unos meses empecemos a ver la silla Stanley en restaurantes, jardines, hoteles y en alguna que otra terraza de amigos.

Para más información visiten: Philippe StarckMagis
Vía: diarioDESIGN