lunes, 27 de marzo de 2017

Lázaro Rosa-Violán en Cubik. El futuro llega a los hoteles H10.

Con interiorismo del prestigioso Lázaro Rosa-Violán, el Cubik viene a sumarse a la oferta turística de calidad que desde hace años viene ofreciendo Barcelona, en este caso por la cadena de hoteles H10. Un exclusivo establecimiento de cuatro estrellas y 101 habitaciones, que ocupa un edificio moderno completamente reformado, situado en pleno corazón de la ciudad condal, a pocos metros de su catedral y casco histórico.
De líneas vanguardistas, en su interior destacan las formas geométricas y los elementos futuristas, que dan lugar a un ambiente original y muy acogedor. Un espacio lleno de colores vivos y mucha luz natural, gracias a los grandes ventanales que lo abren a la ciudad.

Un plano retroiluminado con engranajes mecánicos añade un toque industrial a la sobria recepción.
El vestíbulo ofrece una gran variedad de ambientes, que permiten a los huéspedes sentarse en los cómodos sofás y sillones, ojear uno de los libros expuestos en las originales estanterías curvas, relajarse junto a la chimenea o incluso disfrutar de un cóctel en el patio interior.
Una futurista colección de robots de colores decoran los nichos abiertos en las paredes del Robotik Bar del vestíbulo, donde los huéspedes pueden disfrutar de una bebida rodeados de un diseño exclusivo.
Amplio y muy confortable, el Market Restaurant se llena de obras de arte, vitrinas y estanterías decoradas con plantas.
En la zona de buffet destaca el cobre y los motivos geométricos de las baldosas cerámicas elegidas para el suelo.
Más sobria, la biblioteca permite disfrutar de un ambiente tranquilo y relajado, pudiendo albergar distintos tipos de eventos.
Amplias y muy luminosas, todas las habitaciones se caracterizan por su elegante interiorismo, de fuerte estilo contemporáneo. Con entre 20 y 30 metros cuadrados, están completamente insonorizadas y equipadas.
En los baños destacan los detalles en cobre, simulando antiguas tuberías vistas que combinan a la perfección con los motivos geométricos en verde oscuro del aplacado cerámico.
Con 34 metros cuadrados, algunas de las suites cuentan con terrazas abiertas a Via Laietana o al Barrio Gótico. La esquina del edificio se ha reservado para las llamadas ‘Suite Catedral’, de 44 metros cuadrados y espectaculares vistas sobre la Catedral de Barcelona.
Ubicada en la última planta, la Atik Terrace cuenta con una plunge pool y espectaculares vistas panorámicas de la ciudad. Un plano de vidrio, que se abre o cierra dependiendo del clima, permite que pueda ser utilizada durante todo el año.
Para los exteriores, Rosa-Violán ha apostado por Kettal, con colecciones como Landscape, Objects y Net, diseño de Kettal Studio; Bitta, de Rodolfo Dordoni; Park Life, de Jasper Morrison; Vieques, de Patricia Urquiola y Basket, diseño de los de los daneses Nana y Jørgen Ditzel.
Fotografía: Roger Mendez Photography

Para más información visiten: Lázaro Rosa-Violán
Vía: diarioDESIGN