jueves, 9 de marzo de 2017

Jardines verticales

A todos nos gustaría tener un jardín en nuestra casa, pero es habitual no disponer del espacio adecuado. Con los jardines verticales tenemos infinitas posibilidades para inundar nuestras viviendas y lugares de trabajo de naturaleza. La técnica consiste en utilizar las paredes interiores de las viviendas, terrazas o balcones, e incluso las fachadas de los edificios, para crear un colorido “jardín vertical” lleno de plantas y flores que nos pone en contacto con la naturaleza. ¿Se atreve a crear su propio jardín vertical?
Mejoran su calidad de vida
Las plantas son un recurso ideal para decorar nuestras viviendas ya que requieren de poco espacio, suponen un escaso coste económico y mejoran nuestra calidad de vida aportando innumerables beneficios. Como por ejemplo, ayudan a purificar el aire eliminando el dióxido de carbono, amortiguan ruidos, regulan la temperatura y crean un entorno más natural que llena de fragancias y frescura los espacios. Por ello, no tienen que dudar en decorar su casa con plantas y una manera original de hacerlo es con los jardines verticales. 

¿Qué necesita para tener su jardín vertical?

Cualquier pared puede servirle para ajardinarla, basta con que cuente con sistema en la que colgar las plantas. Existen muchas soluciones en el mercado que van desde una estructura de plástico o madera en la que se disponen macetas individuales o que tienen recipientes propios para rellenar de tierra y cultivar las plantas. También puede fabricarlas usted reciclando palés y aprovechando los espacios entre tablas para usar como recipientes.

Adaptables a cualquier espacio
Puede colocar los jardines verticales en cualquier tipo de espacio, desde jardines o terrazas hasta en el interior de su casa. Se han convertido en la nueva tendencia para integrar plantas y flores en las viviendas y locales comerciales, creando espacios increíbles, además de saludables. Sus ventajas son llamativas: una decoración de gran belleza y naturalidad, plantas que purifican el aire, mayor sensación de contacto con la naturaleza, toque fresco en la casa y escaso coste económico.

Cuadros en 3D

En las casa nunca sobra espacio, por lo que colgar plantas como si fueran cuadros en tres dimensiones es un concepto sencillo y a la vez innovador, en la que puede crear sus propias composiciones. Si opta por elegir plantas de tipo selvático y las combina al azar, conseguirá auténticos estallidos de color.

Disfrute de su propio huerto

Puede crear en su cocina un huerto vertical con plantas aromáticas, hierbabuena, perejil… Una manera perfecta de llenar de fragancias y frescura a su hogar, si además, planta fresas, lechugas, acelgas, perejil o rúcula, tendrá su despensa natural para cocinar con ingredientes siempre frescos y cogidos de sus propias plantas.

Cosas importantes a tener en cuenta

Para que las plantas crezcan saludablemente es necesario que tengan la adecuada cantidad de luz, agua y tierra para su especie. Existen tipos de plantas para cada una de las situaciones que se pueden dar: plantas de interior con pocas necesidades de luz, otras que requieren poca cantidad de agua, etc… Es imprescindible que planifique las especies que va a emplear en función de las condiciones de la estancia en la que vaya a disponer el jardín, como por ejemplo, el sistema de riego, el abono que éstas necesitan y la luz necesaria.

Cree deslumbrantes composiciones

La naturaleza nos ofrece infinitas variedades de formas y colores que puede aprovechar. Una posibilidad es elegir plantas ornamentales combinándolas al azar creando una composición con colores, tamaños y formas de hojas distintas. En exteriores, puede recurrir a malvas, geranios o murcianas con infinitas combinaciones de colores. Las plantas trepadoras como la hiedra, las parras o las buganvilias crearán un tapiz que llenan de color. Cree un original y divertido jardín vertical con macetas de colores.

Diseños originales

Este tipo de jardín también puede separar espacios. Moving Hedge es una nueva técnica de decoración que separa los espacios, consta de una base que haría de maceta y que es fácilmente transportable. Otra posibilidad es emplear una vieja escalera de mano de madera y emplearla como soporte de distintos niveles escalonados para maceteros. Con cajas recicladas puede transformar el rincón del patio en un bonito lugar para desayunar, merendar o simplemente leer un libro.

Beneficiosos en los espacios de trabajo

Paredes verdes o Green workd pretenden integrar naturaleza y diseño en una única pieza. Además de aportar un valor estético y de contribuir a la sensación de bienestar de quienes optan por este tipo de jardines por su belleza y colorido, aportan una gran cantidad de beneficios, como el de recuperar oxígeno, reducción de ruido, ahorro de energía, estimulación visual y reducción de estrés en el trabajo.

Vía: habitissimo