martes, 28 de marzo de 2017

Descubra los diferentes tipos de lavabo

Actualmente, podemos encontrar infinidad de modelos de lavabos aunque estemos acostumbrados a ver los lavabos encastrados en el mueble. En este post le voy a mostrar todos los tipos de lavabos que podemos encontrar en el mercado, no sólo por medidas o colores sino también por formas y materiales. ¡Descubra nuevos y diferentes tipos de lavabo!
Descubra los diferentes tipos de lavabo
1. Lavabos para encastrar

Lavabo sencillo de seno en el centro. Este modelo es el más común, se coloca encastrado en el mueble, la terminación inferior de su seno está realizada para quedarse oculta. Aunque, anteriormente, sólo se encontraban de cerámica, actualmente, también los encontramos realizados con otros materiales: cristal, madera, piedra.

Lavabo con seno desplazado. Estos modelos presentan una “repisa” en el lateral, generando un espacio muy práctico a la hora de usarlo, suelen llevar el seno desplazado. A la hora de comprar este lavabo tenemos que buscar un mueble que esté preparado para el mismo, la mecanización del primer cajón es fundamental.

Lavabos de cristal. Aunque a simple vista son más llamativos y originales que los otros dos debido a la infinidad de colores que nos ofrecen, siempre necesitan algo más de mantenimiento y limpieza que el resto. Estéticamente son muy alegres y combinan con todos los tipos de baño.

Lavabo con barriguita. Otro modelo de lavabo encastrado es el de “barriguita”. Este lavabo es algo más amplio que los demás debido a su panza. Suelen ir con su propio mueble, ya que este debe ir adaptado al corte de la panza.

Lavabos de doble seno. Por último, dentro de los lavabos encastrados tenemos los de doble seno. Esta opción es la más cómoda cuando solemos compartir el baño, además, una opción ideal para baños amplios.

2. Lavabos colgados

Los lavabos colgados están pensados para ahorrar espacio, suelen situarse en aseos ya que no llevan mueble ya que no ocupan apenas espacio. Estos modelos hacen que el baño se vea más grande y espacioso. Podemos encontrarlos de cerámica, pero también podemos encontrarlos de cristal y algunos presentan un toallero incorporado.

3. Lavabos de pie

Este tipo de lavabos puede predominar en baños espaciosos. Estéticamente son muy bonitos y elegantes, se presentan desde el suelo y suelen contar con el agujero para colocar directamente el grifo.

4. Lavabos para sobreponer
Estos lavabos son ideales para colocarlos sobre una encimera o sobre un mueble con tapa. Podemos encontrarnos distintos estilos, colores, materiales y formas. Vamos a ver algunos de ellos.

Redondos

Nos encontramos los redondos cerámicos altos que ya presentan el agujero para el grifo.También, los que son algo más intermedios, no tan altos como el primero. Por último están los redondos, tipo vasija, que no presentan el agujero para el grifo. Esta opción permite colocar un grifo de caño alto en el lateral.

Si atendemos al material encontramos:
El redondo de madera, este lavabo ha llegado hace poco pero su naturalidad y calidez es extraordinaria. Un lavabo muy a tono para baños hogareños y acogedores. Por otro lado, encontramos los redondos de metal y los redondos de piedra con un gran acabado.

Cuadrados

Nos encontramos los cuadrados cerámicos que ya presentan el agujero para el grifo.

Los lavabos cerámicos que no incorporan el agujero para el grifo y podemos colocarlo en la encimera. Por último, encontramos los lavabos de piedra.

Rectangulares

Estos lavabos son una de las mejores soluciones para encimeras grandes y alargadas. Además, la estética es algo diferente y original que aporta a nuestro baño un toque muy actual. Podemos encontrarnos los lavabos que ya vienen con el agujero para el grifo. Y también encontramos los lavabos que no tienen el agujero para el grifo pudiendo colocar éste en la parte de fuera, sobre la encimera.

Ovalados

Dentro de categoría nos encontramos los lavabos cerámicos o los lavabos de piedra.

Vía: Leroy Merlin