sábado, 18 de marzo de 2017

Focos de empotrar

Los focos de empotrar son una fuente de luz que se encaja en el falso techo de los hogares. Podemos distinguir entre empotrables, que en función de la tecnología que usen pueden ser halógenos o LED, y downlight que puede contar con bombillas LED o de bajo consumo (fluocompacta).

Antes de decidirse por un foco de empotrar tenga en cuenta la estancia o zona que quiere iluminar (cocinas, baños, pasillos, garajes…). Los LED están indicados para estancias con continuos encendidos y apagados, como cocinas y baños, mientras que las flucompactas (bajo consumo) se recomiendan en habitaciones en las que la luz permanece encendida durante mucho tiempo.
Tipos de downlight: led y fluocompacta (bajo consumo)
Una de las principales diferencias entre los downlight es el tipo de bombilla que puede ser fluocompacta (bajo consumo) o LED.
• Fluocompacta: Ofrecen una luz general y abierta aunque distorsiona un poco los colores. Están especialmente indicadas para estancias en las que la luz permanece encendida durante un prolongado periodo de tiempo.
LED: Ofrecen una iluminación parecida a la luz natural. Están indicados para baños, cocinas, pasillos, recibidores y escaleras ya que tienen un encendido instantáneo (a diferencia de las fluocompactas) y la cantidad de ciclos -continuo encendido y apagado- no perjudica su vida útil.
La tecnología también puede ser halógena o LED.
Halógeno: Los focos empotrables halógenos ofrecen una luz amarilla, más brillante en el caso de los halógenos con transformador, que favorece la percepción real de los colores. Si queremos regular la intensidad de la luz con un regulador debemos optar por empotrables halógenos.
LED: Su vida útil puede llegar a las 50.000 horas (más de 30 años si lo encendemos 3 horas al día) y su principal ventaja es el ahorro: más de 105 euros si lo comparamos con una bombilla halógena de 35 W. Ofrece una luz que puede ser blanca o amarilla y no emiten calor.

¿Con o sin transformador?

A la hora de elegir un foco empotrable puede escoger un modelo conectado directamente a la red (sin transformador) o a través de un transformador.

- En el caso de los downlight, las ventajas de contar con un modelo con transformador con respecto a uno que no disponga de él son muy importantes: aunque el consumo es el mismo ganará en calidad de luz y un 25% en eficiencia. En este cuadro le resumimos las diferencias:
- En el caso de los empotrables halógenos también encontramos ventajas en los focos con transformador. La vida útil de los focos halógenos con transformador puede llegar hasta las 5.000 horas (4.000 horas más que la de los focos sin transformador), sin embargo los aparatos sin transformador consumen ligeramente menos.

Iluminación general o puntual
Otro aspecto que debe valorar en la elección es el ángulo de iluminación. Para espacios grandes deberá contar con bombillas con un ángulo de iluminación abierto. Si prefiere concentrar el haz de luz sobre una zona concreta, es aconsejable instalar una bombilla con un ángulo de iluminación cerrado.

¿Cuántos focos y de qué tipo necesito para cada zona de mi hogar?

Ya conoce qué son los focos de empotrar y las prestaciones que le ofrecen cada tipo de bombillas que puede instalar en ellos. En el siguiente cuadro le respondemos a la pregunta clave sobre el número de focos necesarios para iluminar distintos espacios de su casa atendiendo a las dimensiones de estos y al tipo: foco empotrable o downlight.

Consulta el IP
El estándar IP define el grado de protección de la bombilla frente al polvo y a la humedad. Un índice que deberá tener en cuenta, sobre todo, si va a instalar los focos de empotrar en baños. En el siguiente cuadro le mostramos un cuarto de baño dividido por zonas aptas para la instalación de aparatos de iluminación y en el que le indicamos con que IP deben contar.

Consejos de instalación

• Antes de proceder a la instalación del foco de empotrar debe consultar cuál es la distancia que debe haber entre el techo y el doble techo, para que pueda caber entre ellos. Para downlight normales la altura del falso techo debe rondar los 10 y los 20 cms y para los extraplanos, el espacio puede ser menor de 5 cms.

• Otra medida a tener en cuenta es la del diámetro del foco, para hacer el agujero donde vaya a ir ubicada esta fuente de luz. Para realizar esta operación deberá contar con una broca o sierra de corona.

• Deje una separación mínima de 80 cm entre focos para no crear sombras ni zonas con un derroche de luz.

Vía: Leroy Merlin