jueves, 30 de marzo de 2017

Bombilla a la vista: una tendencia que no pasa de moda

Desde que en el año 1880 Thomas Edison patentó la primera lámpara incandescente, la bombilla ha evolucionado mucho siendo actualmente, un objeto decorativo por sí mismo. Las lámparas ya no cumplen el objetivo de “esconder” las bombillas, todo lo contrario, muchas de ellas se caracterizan por destacar las bonitas bombillas que van unidas a ellas. En este artículo le enseño cómo puede utilizar bombillas a la vista en los diferentes ambientes de casa.
Bombilla a la vista: una tendencia que no pasa de moda

Ahora puede encontrar una amplia variedad de bombillas decorativas para iluminar cualquier estancia de la casa. Como le decía, la bombilla es ahora una pieza bonita que puede lucir en cualquier estancia. Descubrirá que hay bombillas con forma de globo, de diamante, cilíndricas, de vela; además, con diferentes tonalidades: caramelo, ambar, fumé, gold, que le ofrecerán diferentes posibilidades decorativas.

Una buena forma de darle protagonismo a las bombillas es utilizando una cuerda o cable para hacer que cuelguen de él. Hay una amplia variedad de portabombillas en iluminación interior, desde los de estilo vintage en cromo o cobre, a los de madera, de cemento, de latón o fabricados en cuerda. Según su color y acabado le condicionará en el estilo y decoración de la habitación. Le pongo algunos ejemplos para su uso en casa:

1. Para decorar un dormitorio, quizás pueda optar por acabados en latón, cromo o cobre y que vayan a juego con otros elementos de la habitación como la barra de la cortina, los tiradores de los muebles o el marco del espejo

2. Para decorar una habitación infantil puede elegir un portabombillas de cemento en color pastel y que vaya coordinado con las cortinas o la pintura de las paredes. Con este tipo de accesorios puede conseguir un bonito dormitorio juvenil de estilo escandinavo.

3. Para decorar una cocina de estilo rústico o moderno, puede emplear el portabombillas de cuerda que irá en la línea de los materiales naturales, como la madera que se emplean en una estancia rústica, o romperá y destacará sobre los muebles de líneas rectas que suelen haber en una cocina moderna.
4. Para colocar varios puntos de luz. Tiene la opción de colocar varios puntos de luz con bombillas colgantes gracias a las lámparas de techo que unen desde un mismo punto varios cables de luz que puede colocar a diferentes distancias de la base para crear una especie “de araña” invertida.
5. Para dar un toque especial.
No olvide que también hay lámparas originales de diferentes materiales y estilos que dan vida a las bombillas haciéndolas visibles dentro de su armazón. Esta es una forma perfecta para utilizar las bombillas a la vista de forma decorativa, ya que si escoge una bombilla “corriente” el efecto estético no será tan bonito.
Una de las ventajas que tiene a la hora de optar por las bombillas a la vista es que pase el tiempo que pase nunca pasarán de moda, ya que son un clásico que se reinventa con el tiempo y es elegante, original y único.

Vía: Leroy Merlin