viernes, 17 de febrero de 2017

Un apartamento luminoso y rompedor, cualquier cambio es posible

Si quiere liberar a su vivienda del corset de tabiques y compartimentación propia del siglo pasado; si quiere disfrutar de las vistas desde cada rincón de su casa y vivir de una manera más holgada, tome nota de esta maravillosa vivienda en Murcia de la mano del estudio de arquitectura Batba Arquitectos. Un apartamento luminoso y rompedor, que nos enseña que cualquier cambio es posible cuando uno se atreve a reformar.
Fotografía: David de Frutos.

Reflejar el entorno en el interior
La principal virtud de esta vivienda es su ubicación. Situado en el perímetro de una agradable plaza y zona de arbolado, este edificio de los años 50 ofrece sus fachadas sur y oeste al espacio público. El apartamento ocupa la tercera planta, a la altura de las copas de los árboles, beneficiándose así de la protección natural contra la excesiva radiación solar, e introduciendo un poco de clorofila en el interior. No es de extrañar que el primer gesto a la hora de enfrentarse a esta reforma fuera el de eliminar la tabiquería original para tratar de llevar estas maravillosas vistas de extremo a extremo de la vivienda.
Un espacio generoso lleno de luz
En el nuevo trazado, los espacios de día se convierten en un volumen diáfano que conecta fachadas opuestas del edificio, favoreciendo la ventilación natural y confort térmico del interior. El salón es un espacio generoso, de paredes blancas que reflejan la luz, y altos techos abuhardillados que multiplican la sensación de amplitud. Los suelos de tarima de bambú ofrecen una superficie cálida y pulida que unifica los espacios y transporta la luz por toda la vivienda.
Fluidez entre estancias: vivir y cocinar.

La cocina queda directamente relacionada con el espacio principal, y lo conecta con la fachada opuesta de la vivienda. La impermeabilidad y resistencia del bambú lo hace un material apto para todo tipo de suelos, y permite cubrir de manera uniforme la totalidad de la vivienda, difuminando los límites entre estancias. La cocina se compone de discretos elementos lacados en blanco que combinan con piezas metalizadas en una composición que no distrae a la vista, sino que se fusiona con el entorno abriendo paso a una pequeña terraza.
Arquitectura y mobiliario
Sin dar más rodeos, está claro que uno de los elementos más atractivos de esta vivienda es el altillo. Dada la generosa altura del espacio, los arquitectos proyectan un altillo cuyo trazado aporta dramatismo al diseño, haciendo de esta reforma un proyecto atrevido y original. El altillo ofrece la oportunidad de diseñar un elegante mueble-escalera para el primer tramo, realizado en tablero macizo de bambú, que aprovecha para sumar espacio de almacenaje. Como siempre, saber aprovechar cada centímetro (y con estilo) es una virtud.
Espacios de oportunidad y conexión visual
El trazado irregular del altillo permite la aparición de espacios a doble altura tanto en el salón como en la cocina y el dormitorio principal. Se trata de una estructura ligera de tubos metálicos pintados de blanco que soportan un suelo de tablero contrachapado de madera hacia ambas caras, con un interior de aislante térmico y acústico. Una solución fácil, ligera y económica, que permite solucionar todo tipo de espacios. La barandilla con red de cuerda elástica y la pared de fondo de policarbonato son una muestra del espíritu innovador del diseño y el deseo de experimentación con materiales y soluciones personalizadas.
Descanso entre madera
Los dormitorios se encierran en un perímetro cubierto de tablero contrachapado de abedul, empleado también para las puertas, que se cierran sin marcos visibles, dibujando una discreta línea en la pared. La sensación es la de estar encerrado en una delicada caja de madera, en un espacio templado y tranquilo, de acabados afables y luz natural. Las puertas correderas amplían el espacio hacia fuera, y los estores blancos ofrecen una luz difusa que facilita el descanso sin sacrificar la claridad de la estancia.
El límite difuso

El baño del dormitorio principal se encierra en una superficie contínua de policarbonato que proyecta luz ambiental hacia el dormitorio de doble altura. Con pavimento de bambú y alicatado cerámico de color, se presenta como una extensión del dormitorio, con variaciones cromáticas que complementan al diseño global. Un espejo de lado a lado amplía visualmente el recinto y el compacto mueble-lavabo aprovecha el espacio.

Para más información visiten: bat-Ba
Vía: habitissimo