miércoles, 8 de febrero de 2017

Detectores de humo, todo lo que debe saber

Hoy vamos a hablar sobre un sistema doméstico para la detección de incendios: los Detectores de humo.
Los sensores de humo son equipos que detectan un incendio en su etapa inicial, puesto que hacen saltar la alarma al detectar humo, evitando así verdaderas desgracias.
Hay gran variedad de modelos y de precios. Pero los modelos más básicos, como el que instalamos en el video, se pueden encontrar por sólo 5 ó 6€.
Nunca salvar vidas ha sido tan fácil y barato.
Su montaje es muy fácil. Sólo hay que quitar la tapa trasera, haciéndola girar…Conectar la pila…La volvemos a cerrar…Y, antes de instalarlo, lo probamos.
Para ello dispone de un botón de test, que comprueba su correcto funcionamiento. Al pulsarlo, saltará la alarma emitiendo una señal acústica de 85 Db. Más que suficiente para alertar del incendio.
Los detectores de humo pueden ir conectados a la red eléctrica, o también a pilas. Éstos últimos incorporan, además del botón test, un pilotito que indica su correcto funcionamiento.
Aunque vienen preparados para ser atornillados, se puede usar perfectamente cinta adhesiva de doble cara. Debido a su gran poder de adhesión y al escaso peso del detector, éste quedará fuertemente anclado.
Es mucho más limpio, rápido y comodo, e igualemente efectivo, que hacer taladros en el techo.

Tipos de detectores de humo ópticos

Se trata de un equipo de seguridad que emite una señal acústica al detectar un nivel anormal de humo en el aire. Reciben este nombre puesto que incorporan una lente que detecta el humo visible, debido al oscurecimiento del aire o por su dispersión.

Por tanto, hay dos tipos de detectores de humo ópticos:

1) Los que van por rayos infrarrojos, que están compuestos por un dispositivo emisor y otro receptor. El humo oscurece el espacio entre éstos, reduciéndose la fracción de luz que llega al receptor y esto es lo que activa la alarma.

2) Los de tipo puntual, en los que emisor y receptor están alojados en la misma cámara pero separados por una pantalla. Al entrar el humo, el haz de luz se refracta hacia el receptor y provoca la activación de la alarma.

Características de los detectores de humo

Estos equipos se pueden instalar tanto en el techo como en las paredes. No obstante, el lugar en el que su rendimiento es más eficiente, es en el techo puesto que el humo siempre tiende a ir hacia arriba.

La señal que emite este tipo de detectores es acústica. Cuando se confirma la presencia de humo en el radio de acción del detector de humo, éste emite una señal acústica que advierte del peligro.

Aunque hay gran variedad de modelos, los detectores de humo domésticos suelen funcionar con pilas alcalinas, debido a los precios más económicos. Por lo que hay que tener presente comprobar de vez en cuando que la pila no está agotada. Aunque los fabricantes indican un periodo de duración de alrededor de un año, es conveniente probarlo cada seis meses aproximadamente.

Para conseguir una mayor efectividad, es recomendable que instalar un detector de humo en cada habitación de la vivienda.

Sin embargo, no es recomendable instalar un detector de humo en las zonas en las que haya un nivel de humo o de vapor de agua superior al normal, como pueden ser las cocinas y los baños, puesto que estos tipos de ambientes harían saltar continuamente la alarma.

Mantenimiento de los detectores de humo

El mantenimiento de los detectores de humo es bien simple.Por un lado, revisar las pilas conforme a lo comentado anteriormente.Y por otro, limpiarlos de vez en cuando, puesto que estos equipos pueden acumular polvo, lo que provocaría un funcionamiento defectuoso.

Cómo actuar en caso de que se active la alarma

En caso de que el detector de humo active la alarma, lo que se debe hacer es salir de la vivienda y llamar al servicio de extinción de incendios.

En los casos en los que sea posible, se debe intentar cerrar las puertas de las estancias en las que haya fuego, para así aislarlas en la medida de lo posible.

Y no abrir nunca una puerta cerrada, a no ser que sea absolutamente necesario. Puesto que existe la posibilidad de que haya fuego detrás.

Vía: Bricoblog