sábado, 4 de febrero de 2017

Cómo limpiar y cuidar el cuero en los muebles

Aunque hoy en día tenemos el material de polipiel para imitar al cuero, lo cierto es que sabemos que un sofá o una pieza de cuero va a durar muchísimo más que uno de imitación, por lo que solemos invertir más en estos muebles de cuero, sobre todo si son grandes clásicos, como por ejemplo un sofá Chester.

El cuero es un material que resiste mucho, y también que es fácil de mantener, pero al mismo tiempo debemos tener unos cuidados básicos para él. Les vamos a dar unas cuantas ideas para limpiar y cuidar el cuero en los muebles. Un material que bien cuidado puede durar muchos años e incluso pasar de generación en generación.

Limpiar con un paño

Aunque estamos acostumbrados a quitar el polvo con el aspirador en los sillones que son de tela, lo cierto es que en el caso del cuero lo mejor para retirar el polvo cada semana o cada quince días es un paño ligeramente húmedo. Nunca debe estar mojado, porque el cuero al mojarse en exceso se estropea. No obstante, un trapo un poco húmedo atrapará el polvo y no supondrá ningún daño para el cuero.

Quite las manchas

Si cae algo en el sofá, lo que debemos hacer es intentar absorber con papel como el de cocina. Una vez que el líquido no haya penetrado podremos limpiar con jabones y ceras específicas para la limpieza y el cuidado de este tipo de muebles. Nunca debemos frotar, pues podemos estropear el cuero y hacer que la mancha penetre más. En general, el cuero no absorbe como la tela, pero si la mancha se fija es más difícil de sacar.

Use productos específicos

Siempre debemos utilizar productos específicos para el cuero. Tanto a la hora de limpiar como a la de hidratar. Hay ceras especiales para hidratar la piel y que el cuero no se seque y se cuartee y estropee.

Vía: decoora