miércoles, 1 de febrero de 2017

Cómo colocar una puerta

Hoy aprenderemos cómo colocar una puerta en nuestro hogar, tarea que a primera vista puede parecer una tarea bastante fácil, sin embargo, si el montaje no se hace de la forma correcta, pueden quedar espacios en los bordes de la puerta o simplemente no encajar de forma correcta.
Veamos entonces cómo colocar una puerta:
Medir la abertura de la puerta: Para estos efectos, debemos usar cinta métrica y así medir el alto y ancho de la apertura de nuestra puerta, luego procedemos a anotar las medidas que obtuvimos.

Revisar adecuadamente el piso: Esto es para poder sondar el nivel y las jambas, así que debemos de medir la cantidad exacta en la cual el piso se encuentra fuera de nivel. Recordemos que la jamba opuesta debe ser cortada por la mitad para que así se nivele la puerta en la abertura correspondiente.

Una vez realizados los dos pasos anteriores, procedemos a comprar la puerta, la cual debe ser de 2 pulgadas, es decir, de 5,08 cm menos que la abertura donde irá la puerta. Igualmente, debe ser levemente más pequeño que el tamaño del marco de la puerta para que exista un reducido espacio para el cierre adecuado, este paso es de gran importancia en cómo colocar una puerta.

Cuando ya tengamos nuestra puerta, procedemos a recortarla usando un lápiz para marcar correctamente las medidas que obtuvimos. Como regla general, dejemos un espacio de 2 mm entre la puerta como tal con la parte de los lados y la superior. La parte inferior de la puerta debe permitir tener un espacio aproximado de 6 a 12 mm.

Ahora continuamos explicando cómo colocar una puerta, empezando con 6 pasos definitivos que nos permitirán alterar las propiedades de la puerta para que su ajuste sea correcto, estos son los pasos a seguir:

Cómo colocar una puerta

Altere la puerta cortando la jamba en su parte superior con una sierra. Recuerde que si corta más de ¼ de pulgada lo más seguro es que tenga que recortar un trozo de la parte inferior para que se ajuste de acuerdo a la inclinación o relieve del suelo.

Ahora procederemos a recortar la puerta, ya sea a través del uso de una sierra o simplemente con un cepillo de carpintero. Luego debemos lijar los bordes hasta que queden completamente lisos. Un consejo importante en cómo colocar una puerta es es que no recortemos trozos grandes, es mejor recortar pequeños e ir aumentando el corte gradualmente hasta que encontremos el adecuado.

Asegúrese de que la puerta encaja correctamente, levantándola con la ayuda de alguien.
Procedemos a colocar las bisagras correspondientes, por lo tanto, es importante decidir hacia qué dirección o lado queremos que se abra, esto es determinante en cómo colocar una puerta de forma correcta en nuestro hogar.

Ahora vamos a cortar los huecos de la bisagra, o sea las mortajas. Para ello utilizaremos un cincel y haremos los hoyos en la superficie de la puerta, al interior de las marcas que hicimos con lápiz.

Una vez hacemos los huecos, procedemos a colgar la puerta atornillando las bisagras con un barreno o destornillador fijando las bisagras al marco, colocando los tornillos en los agujeros correspondientes con el fin de que las bisagras queden correctamente fijadas en el marco.

Es todo, siguiendo estos pasos sabrá cómo colocar una puerta de forma correcta y se evitará dolores de cabeza además de ahorrar algunos euros adicionales y decorar su habitación de forma mucho más acorde a sus gustos.

Vía: BricoBlog