lunes, 6 de febrero de 2017

Apartamento Icaraí por CIAA

La oficina CI-AA hizo intervenciones estratégicas en el interior de este apartamento para darle a la casa un "carácter joven y dinámico".
El estudio de Río de Janeiro aprovechó la condición de estrechez existente y la exploró a través de su renovación del departamento en Niterói.
La configuración original del departamento era bastante clara: una pared larga que separaba el sector de las habitaciones de la parte social y de la cocina. Su propuesta para la renovación vino de una premisa básica: explorar el eje longitudinal del departamento creando una secuencia de ambientes que les permitan subvertir la pared original y optimizar espacios. Los problemas del departamento impulsaron al proyecto a enfocarse en los siguientes principios:
- Readaptación espacial y funcional para optimizar espacios;
-Organización y distribución de programa a través de una lógica lineal que promueve una clara distinción entre las áreas sociales [balcón, salón, comedor, cocina] de las áreas privadas [dormitorios, wc];
-Concentración de infraestructuras, equipamiento y almacenamiento en estanterías funcionales, con el fin de liberar espacio;
-Selección de materiales que refuerzan la luz natural de los espacios mediante el uso extensivo de color blanco en articulación con los paneles de color que delimitan los diferentes usos;
Elementos del espacio
Para maximizar la funcionalidad del espacio se creó una pared de estantería multifuncional dentro del departamento. Esta intervención tiene la capacidad de definir los espacios y proponer una nueva articulación de las dos áreas identificadas aquí: privada y social. Así, la intervención consiste en la inserción de un gran equipo lineal que puede transformar completamente la transición entre los espacios. Esta transición antes rígida y restrictiva se ha vuelto fluida y cambiante, compuesta de paneles de color y mobiliario móvil que permite la integración de todos los espacios. Además, el estante multifuncional funciona también como infraestructura en la medida en que sirve de soporte para instalaciones técnicas - eléctricas, de datos, iluminación e hidráulicas. El diseño y el rendimiento de este equipo ha sido cuidadosamente diseñado, exigiendo dibujos de producción de todos sus componentes, que luego fueron ensamblados como un conjunto de módulos dentro del departamento.
La intervención lineal fue creada para crear un espacio de vida único, el gran estante funcional, con sus 11,8 metros de largo, (que concentran equipo, estantería, almacenamiento, área de cocina, etc.) funciona simultáneamente como pieza de diseño y como infraestructura operativa interior para apoyar las acciones diversas y múltiples del espacio social. Mutable en sus condiciones de uso, permite varias interacciones y diferentes jerarquías entre espacios.
Paneles que se abren para revelar el WC y se cierran para dar privacidad a las habitaciones, paneles que se abren al cocinar y se cierran cuando la cocina se convierte en un espacio de trabajo, muebles que se mueven para maximizar espacios de funcionalidad social según los diferentes momentos.

Para más información visiten: CIAA